El compositor reconocido por tantas canciones que han quedado marcadas en el mundo vallenato, mostrará al público su autobiografía titulada Romualdo Brito López, 40 Años de Vida Artística. En la obra, Romualdo narra todas las experiencias vividas en su niñez, juventud y los años posteriores que lo fueron consolidando como uno de los mejores compositores vallenatos. 
A partir de las 2:00 p.m.  en el salón Sierra Nevada del Centro Cultural, se hará el lanzamiento de la obra de este riohachero que con sus canciones ha trascendido a nivel nacional e internacional.
El autor de canciones como Amor apasionado, Llegó tu Marido, Cabecita loca, y otras más, asegura que su libro no solo narra su vida como compositor, sino su parte humana, en la que destaca sus tristezas, alegrías y triunfos.
Durante sus 40 años de vida artística, Romualdo ha visto cómo las problemáticas de La Guajira han sido fuente de inspiración para muchas de sus canciones. Tal es el caso de Yo Soy el Indio, pieza que creó al ver cómo el mover corrupto de muchos gobernantes azotaba a los pobladores del departamento, impidiéndoles progresar.
En su libro brinda un homenaje a lo que él considera la fuente de inspiración para su mejor obra, Lo Más Lindo del Mundo, donde muestra el amor profundo hacia “sus viejos queridos”, a quienes “llevo muy dentro del alma”.
También destaca sus peores composiciones, como son El Santo Cachón, La Yuca y La Tajá, Parranda, Ron y Mujer. “Todas esas canciones son un poco machistas y rasgan un poco las heridas de la gente. Varias de ellas las compuse porque eso era lo que yo era, un parrandero y un mujeriego”, Aseguró.
Romualdo confiesa que particularmente la canción El Santo Cachón, grabada por los Embajadores Vallenatos en el año 1994, la hizo por encargo. “El intérprete, Robinson Damián, me dijo que quería una canción alegre, que hablara de cacho y pareciera real. Para el título tomamos el nombre de un parque en Barranquilla al que le dicen el Santo Cachón, y así nació la historia”, señaló Romualdo.
Para este compositor todos los momentos son buenos para componer. “Yo le compongo a todo lo que me rodea, a las cosas lindas y a esos detalles que aunque no sean bellos, me llaman la atención. En mi libro pido perdón al género femenino por haberme comportado de esa manera, pienso que fue un poco irresponsable, no tenía la madurez suficiente y no sabía que mi música fuera a tener tanto éxito ”, puntualizó Romualdo Brito.
Hoy, a sus 62 años, se siente satisfecho por todo el aporte brindado al vallenato. Para muchos, sus canciones marcan la lírica y la calidad tradicional del vallenato que se ha perdido.
-Publicidad-
Compartir