Dos personas detenidas, uno que ya fue
condenado como coautor, ya que conducía el vehículo y el otro el propietario
del mismo. Presunciones y denuncias sin pruebas, es la constante de este
homicidio que sacudió la costa Caribe, el 24 de enero del 2014.
La muerte del neurólogo oriundo de Distracción,
Jorge Daza Barriga, aun sigue sin esclarecerse porque el autor material y los
posibles intelectuales están libres.
El expediente ha estado en manos de tres
fiscales, quienes no han podido relacionar su muerte como lo ha firmado su
familia, que se trató de una muerte de origen político y tampoco han podido
relacionarlo con Marquitos Figueroa.
Es preciso que recordar que Daza Barriga
de 63 años de edad, fue acribillado la noche del 24 de enero, a las 7:40 p.m.,
cuando llegaba a su residencia en el barrio Ciudad Jardín, en Barranquilla, en
su camioneta, una Ssang Yong gris, de placas QHM-661, un sicario se le acercó y
accionó una pistola 9mm en varias ocasiones.
“La investigación sigue en desarrollo,
se están evaluando muchas informaciones y, por ahora, estamos concentrados en
el juicio”, declaró por teléfono Álvaro Sarmiento García, director nacional de
fiscalías especializadas contra el crimen organizado, indicó a medios de comunicación
del departamento del Atlántico.
Los dos detenidos son: Breider Mercado
Sarmiento y el soldado Apolinar Betancur Ramírez, destituido por el Ejército
tras su arresto y quien fue condenado a 23 años y ocho meses de prisión, por
allanarse a cargos de homicidio agravado y porte ilegal de armas.
Mientras que Mercado Sarmiento Mercado está
siendo enjuiciado en el Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Barranquilla, por
los mismos delitos.
La investigación ha llevado a los
fiscales pensar que en el homicidio participaron varias personas oriundas de
Barranquilla, entre ellas, una mujer que sería la que siguió al médico hasta la
puerta de su residencia, e igual sería la que llamó a los sicarios que llegaron
a la residencia unos 20 segundos antes del perpetrar el crimen.
-Publicidad-
Compartir