En el sector de la calle 15, salida a Santa Marta, por donde se estacionan las tractomulas, llegan varias menores de edad inclusive con el uniforme de la Institución Educativa.

La muerte de Yamile Ipuana Uriana de 14 años de edad, oriunda del Municipio ocurrida el miércoles muy cerca al Mercado Nuevo de Riohacha visibilizó la grave situación por la que están atravesando los menores de edad, que los ha llevado incluso, a prostituirse para llevar algo de comer a su casa.
En la mañana de ayer este tema de debatió en el recinto del Concejo de Riohacha y se creó una Comisión Accidental para que indague y entregue un informe sobre la real situación que están atravesando los menores de edad en Riohacha.
En la corporación edilicia existe una preocupación y los padres del municipio necesitan saber con  claridad y tranquilidad que está pasando con los jóvenes porque ellos son las generaciones futuras que tendrán que gobernarnos, advirtió el concejal José Ramiro Bermúdez Cotes.
La comisión quedó integrada por los concejales: Amílcar Gómez Toro Gómez, Jorge Mario Ureche Moscote y Gandhi Eder Romero Epinayú, quienes deberán entrevistarse con funcionarios del ICBF, Secretaría de Gobierno del Municipio y autoridades como Policía y Fiscalía.
En la ciudad existen dos lunares: Mercado Nuevo y salida a Santa Marta, (sector donde se estacionan las tractomulas), por donde transitan niñas en su mayoría menores de edad, hasta con el uniforme del colegio llegan a esos lugares a encontrarse con hombres mayores.

Las menores de edad resultan vendiendo su cuerpo para obtener dinero y llevar comida a su casa, donde les esperan sus hermanitos menores. El tema en mención era de conocimiento, sin embargo no había sido tocado en esas esferas, pero llegó el momento de realizar acciones que alejen a la juventud de estas situaciones, implementando políticas como la generación de empleo para sus padres, mientras los menores se dedican al estudio”, indicó el concejal Gandhi Eder Romero Epinayú.

Gandhi Eder Romero Epinayú.
La prostitución infantil ha sido un problema de las grandes ciudades y lo han sabido sortear, pero nosotros que apenas estamos comenzando debemos implementar un programa para controlar esta situación en la ciudad.
El cabildante Romero Epinayú rechazó el asesinato de Yamile Ipuana Uriana, que según Medicina Legal falleció por asfixilla mecánica por estrangulamiento y se está a la espera de los exámenes para determinar si fue abusada sexualmente.
-Publicidad-
Compartir