Con una oferta interinstitucional de servicios como estrategia de acercamiento, unión y hermandad, la Administración Municipal de Dibulla llegó a la vereda de San Salvador en compañía de otras instituciones, con el fin de realizar una jornada de atención integral en esta población tocada por la violencia.
Aproximadamente 200 personas residentes en esta zona rural, se beneficiaron de la actividad integral, donde además de recreación y actividades lúdicas, se orientó a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos sobre la construcción de la paz, encaminada a mejorar su calidad de vida y la recuperación del tejido social.
En el mural Huellas de Amor, diseñado por el Sena, los niños untaron sus manos de pintura con colores alusivos a los símbolos patrios para colocar la huella visible de la paz y la sana convivencia como un hito de la reparación simbólica.
Por otro lado, la Unidad Municipal de Asistencia Técnica y Agropecuaria, entregó 50 árboles frutales y dirigió una charla sobre su cuidado, preservación y beneficios para el medio ambiente y la humanidad. Asimismo, las secretarías de Gobierno y Salud, entregaron 50 ayudas humanitarias, refrigerios, bebidas lácteas para niños y compartieron un sancocho comunitario, con el objetivo de fortalecer la seguridad y convivencia ciudadana.
Igualmente, la Policía Nacional entregó información sobre los servicios de la institución, acerca de la prevención delictiva y seguridad, enfocándose en los principios de solidaridad, civismo y acatamiento a la autoridad para generar confianza y acercamiento de la comunidad.
La actividad dirigida a la población vulnerable fue liderada por la secretaría de Gobierno y apoyada por las secretarías de Salud, Educación, Umata, Sena, autoridades Policivas y Militares.
-Publicidad-
Cargando...
Compartir