Hace casi tres años cuando los
riohacheros veían un escenario deportivo que se estrenaba, mostraron su
beneplácito ante este logro. Hoy la cancha de softbol del municipio presenta
una grama completamente seca y los directivos de la liga cargan con una deuda
de casi 30 millones de pesos por concepto del servicio de energía eléctrica. A
esto se suma la reciente de pérdida de implementos debido a un robo perpetrado
el día jueves.
Androcles Oviedo, presidente del a
Federación de Softbol, asegura que mucha gente no está a favor del desarrollo
del deporte del departamento y se disponen a cometer actos vandálicos en las
instalaciones del estadio. “Esperemos que las autoridades tomen cartas en el
asunto rápidamente porque nos robaron 12 manillas, varios guantes, bates, unas
sillas que utilizaba la parte directiva. Definitivamente hicieron de la suya”,
afirmó.
En cuanto a la deuda con la empresa
Electricaribe y la adecuación de la grama, el director de Undeportes, Roger
Rodríguez, aseguró que está esperando el giro de los recursos correspondientes
por parte de la administración municipal para subsanar esas dificultades.
“Tengo que esperar que me aprueben un presupuesto asignado para este deporte,
estos dineros provienen del pago de los impuestos, no es un rubro muy grande,
pero ayudará con los problemas que tiene el estadio de Softbol”.
Rodríguez añadió que las luminarias del
escenario deberían ser contadas como alumbrado público como en otras ciudades.
Afirmó además que el presupuesto total para el deporte en Riohacha asciende
a  unos 300 millones de pesos, dinero que
según él, no le permite apoyar a los deportistas como ellos se merecen.
Androcles Oviedo manifestó que la liga
le está haciendo un llamado al Alcalde de la ciudad para que entregue el
estadio en comodato y le añada vigilancia, con el fin de evitar más casos de
robo. 
-Publicidad-
Compartir