El régimen subsidiado es el mecanismo mediante el cual la población más pobre, sin capacidad de pago, tienen acceso a los servicios de salud a través de un subsidio que ofrece el estado.
 Como beneficiario de este régimen  la persona se debe afiliar a una Empresa Promotora de Salud Subsidiada (EPS-S) y al momento de elegir su EPS subsidiada tener en cuenta que su entidad tenga los servicios de salud en la localidad donde vive, precisó Gonzalo Araujo Daza, secretario de Salud del departamento.
También el posible afiliado debe cerciorarse qué hospitales, clínicas e instituciones de salud tienen contrato con la EPS-S que escogió y se debe elegir solo una EPS; igualmente que tenga una oficina de atención al usuario cerca de su domicilio.
Es importante recordarle al beneficiario que se entrega solo la fotocopia de su documento de identidad y de su grupo familiar, no necesita contestar ninguna encuesta y no requiere de intermediarios ni tramitadores.
Por último, al momento de entregar el carnet es directamente al beneficiario y no tiene ningún costo. Todos las EPS-S presentan los mismos servicios de salud contemplados en el Plan Obligatorio de Salud Subsidiado (POS-S), indicó Araujo Daza. 
No tienen derecho al régimen subsidiado las personas que tengan vínculo laboral vigente o quienes perciban ingresos o rentas suficientes para afiliarse al régimen contributivo, quienes estén pensionados o beneficiarios de otra persona estén afiliados al Sistema General de Seguridad Social en salud o a cualquiera de los regímenes de excepción.
-Publicidad-
Cargando...
Compartir