En vista de los constantes incumplimientos del Gobierno Departamental y Nacional a los acuerdos pactados con la Asociación de Educadores de La Guajira (Asodegua), la vicepresidenta de esta organización, Ruth Mariela Fernández, anunció su oposición al “Día E”, una iniciativa del Ministerio de Educación para evaluar la calidad de los procesos educativos en todas las instituciones del país.
Los motivos de su desacuerdo radican en la inexistencia del contrato de transporte escolar que beneficie a instituciones rurales del departamento. “Los estudiantes que recibe la institución educativa Mercedes Quintero Romero en el Totumo, un colegio agrícola que recibe toda la población que vive al pie de la Sierra Nevada de Santa Marta en Sabanas de Manuela, Caracolí. Ellos no pueden ir y devolverse el mismo día por las largas distancias que deben recorrer a pie”.
La vicepresidenta añadió que  los niños wayuu que  reciben sus clases en centros etnoeducativos deben caminar hasta ocho kilómetros desde sus casas.
“¿En qué se basa la Ministra de Educación al hablar de Calidad Educativa? Ellos miran los resultados de las pruebas Saber que se realizan en distintos grados y nosotros los docentes reconocemos que más allá de nuestra culpa por los bajos puntajes que obtienen los estudiantes existen condiciones que dificultan el libre aprendizaje de los niños y adolescentes”, aseguró Fernández.
Ante las indiscutibles imágenes de niños sentados en suelo recibiendo alimentación o recibiendo clases sin baterías sanitarias y bajo enramadas con altas temperaturas, la funcionaria de Asodegua añadió que las gestiones de la Secretaría de Educación no han sido eficientes y han estado plagadas de dudosos procesos que han puesto en peligro la educación de los niños y adolescentes guajiros.
“Todavía no arranca el programa de alimentación escolar que ya fue contratado, nos dijeron que iniciará después de semana santa y esperamos que el lunes 6 de abril empiece la empresa responsable a prestar ese importante servicio”.
Varios docentes decidieron enviar una comunicación al Ministerio de Educación para enseñarle un inventario de carencias y limitaciones del sistema educativo de La Guajira.
-Publicidad-
Compartir