Preocupadas se encuentran las autoridades de Infancia y Adolescencia ante los crecientes casos de explotación sexual en Riohacha. Hace pocos días se conoció a través de varias denuncias, los evidentes casos de niñas que ofrecen servicios sexuales en el mercado nuevo de la ciudad. Muchas no superan los 14 años de edad y empiezan su jornada en horas de la noche cuando la mayoría de los locales comerciales ya han cerrado.
La Policía logró en una sorpresiva redada rescatar a 15 menores que estaban siendo explotadas sexualmente. La mayoría de las niñas pertenecen a la etnia wayuu y viven en condiciones de miseria y pobreza.
Nidia Isabel Romero, directora del ICBF en La Guajira, asegura que existe cierto descontrol en la juventud debido a la falta de disciplina y buena orientación que debe ser impartida por los padres. “Una vez más volvemos a hacer el llamado a los padres de familia responsables del cuidado y de la formación de sus hijos. Estamos viendo una indisciplina y un descontrol total”.
La Directora de esta institución hizo de igual forma el llamado a las instituciones educativas para que investiguen las razones de constantes ausencias de muchos estudiantes, junto con los motivos de repentinas deserciones.
En aras de combatir este flagelo Romero manifestó estar trabajando de la mano con la Policía de Infancia y Adolescencia. “Con el coronel ya nos hemos reunido en varias oportunidades, porque estamos trabajando fuertemente. Esta semana vamos a seguir dialogando porque tenemos que hacerle frente a esto con acciones muy contundentes frente a esta problemática que lamentablemente está afectando tanto, a nuestros adolescentes y jóvenes”.
La funcionaria invitó a los padres de familia para que no maltraten a sus hijos y además, le envió un mensaje a la comunidad en general para que sean vigilantes y denuncien todos los casos de explotación sexual que perciban en sus barrios.
-Publicidad-
Cargando...
Compartir