El presidente del Comité Ejecutivo de la Confederación General del Trabajo Julio Roberto Gómez Esguerra, realizó un recorrido por los sitios donde se realizará el desvío del arroyo para comprobar sobre el terreno los alcances de la obra, e indicó que los trabajos están diseñados con apego de las normas técnicas que permitirán mejorar el cauce del afluente, garantizando el respeto de las reservas forestales y la preservación de la fauna.
Gómez Esguerra, junto a directivos de algunas organizaciones sindicales afiliadas en La Guajira y Córdoba tales como Sintrambiente, Sintrasena, Sintracerrejon, Unitracoop, UTP, Sintracorpoguajira, Animalvet y funcionarios de la multinacional, se sintieron complacidos  con las condiciones en que se va realizar el proyecto.
La desviación del arroyo Bruno permitirá la construcción de una estructura del fondo para el lecho rocoso, el control de la erosión y la recuperación de la cadena alimenticia que beneficiará a las comunidades indígenas de la región, además de la generación de cientos de oportunidades de trabajo y el aporte de nuevos recursos económicos para el municipio, el departamento y la nación en materia de regalías.
Julio Roberto Gómez Esguerra
Al presidente le parece interesante que gracias a la desviación en cerca de 700 metros del arroyo Bruno, la administración de la multinacional carbonífera garantiza la estabilidad laboral de sus trabajadores y los puestos de trabajo indirectos.
Al finalizar su misión en El Cerrejón, los dirigentes sindicales se reunieron con altos directivos de la empresa y de Sintracerrejón para dialogar en torno de temas de seguridad industrial, salud e higiene en el trabajo y otros temas de marcada importancia para los trabajadores.
Este medio de comunicación conoció de manera extraoficial que encima del lecho del río existe un manto de carbón de 8 metros de alto y este se encuentra casi en la superficie; es más, hay sitios donde el agua pasa por encima del mineral que es de una calidad insuperable.
El desvío del cauce se hará en unos 700 metros más hacia el norte en una distancia 3.6 kilómetros, por lo que se cree que esa es la cantidad de ancho y largo del manto del mineral.
Los trabajos se iniciarán tan pronto Corpoguajira expida los permisos respectivos luego de haberse realizado la consulta previa con las comunidades indígenas de la región, quienes aprobaron los trabajos y permitirán, igualmente, cumplir con las metas de exportación del mineral trazadas a 2033.
-Publicidad-
Compartir