Defensores de Derechos Humanos de La Guajira exigen a las autoridades información sobre el paradero de la joven Jessuris López Martínez. madre de un niño de tres años, que hoy cumple 10 días de estar desaparecida.
Leyda Cambar, líder Wayuu, aseguró que los días pasan sin tener una sola pista del paradero de la joven, lo que aumenta la preocupación de sus familiares.
Explicó también que los padres de la desaparecida no han recibido hasta el momento ninguna llamada, ni exigencia económica  alguna.
“No conocemos de ninguna amenaza contra Jessurys y su familia, por eso nos preocupa tanto silencio”, dijo.
Precisó que siguen solicitando a las autoridades respuesta sobre el paradero de la joven, cuyo esposo fue asesinado a los cuatro días de estar desaparecida, lo que aumenta el desespero, pero hasta el momento es muy poco lo que les han informado.
Jessurys López Martínez, fue vista por última vez en la residencia de su ex esposo a donde llegó para aplicarle una inyección, después de asistir a su sitio de trabajo en Coomeva.
La madre de la joven, solo desea conocer el paradero de su hija no importa el estado, por eso también insiste y clama a las autoridades su ayuda para saber qué es lo que está pasando con su ser querido.
Hugo Ferney Guzmán Director del Gaula de la Policía Nacional, aseguró que desde el mismo momento que se enteraron de la situación de Jessuris López Martínez, iniciaron la búsqueda sin lograr hasta el momento ningún resultado positivo.
Indicó que son pocas las pistas con que cuentan para lograr un mejor resultado, pero que siguen en la tarea porque además de ser un deber institucional, comprenden el estado de la familia.
Autoridades Indígenas, informaron también que preparan una marcha para visibilizar la situación que actualmente enfrentan los Wayuu, por las agresiones físicas y verbales de que son objeto las niñas y jóvenes.
Rosa Valdeblánquez Secretaria de Asuntos Indígenas Departamental, expresó su preocupación por los problemas de inseguridad que están afectando a los menores y jóvenes de varias familias Wayuu.
“Estos son temas complejos, que se deben a analizar desde un enfoque diferencial, y por ello estamos trabajando con las autoridades porque nos toca proteger a nuestros menores y jóvenes”, dijo.
-Publicidad-
Compartir