El discurso del presidente quedó enmochilado, las sillas vestidas esperando los invitados especiales, la decoración desamparada, mientras los pasabocas y gaseosas debieron ser repartirlas entre los pocos asistentes.
Eso fue lo que se observó la mañana del sábado en el recinto del Concejo de Riohacha, cuando no hubo clausura de las sesiones ordinarias por falta de quórum, el presidente Iler Acosta Mejía se le observó un poco enojado, pero no era para menos, esto en política se toma como un desaire por parte de sus compañeros de coalición.
Fueron muchas las preguntas que pudieron nacer por la falta de cabildantes en la sesión que se programó para las 9:00 a.m. e inició a las 10:00 a.m., quedándole al presidente de la Corporación como un sabor metálico en la boca, debido a la incertidumbre que ocasionó la inasistencia.
De los 17 concejales que conforman la corporación solo se presentaron: Nelvis Ojeda, Olimpo Núñez, Iler Acosta, Gandhi Eder Romero Epinayú, Ciro Deluque y Aloima Miranda. Es decir 7 y se necesitaban 9 para que hubiese quórum por poder de sesionar y decidir.
El presidente de la corporación en dialogo con los periodistas dijo que en este primer periodo de sesiones ordinarias se hicieron muchas cosas para resaltar: se descentralizaron las sesiones y se conformaron muchas comisiones accidentales para tratar diversos temas y problemas que le atañen a la comunidad.
“Conformamos más de 10 comisiones accidentales para conocer cómo es la presencia de la empresa Turqui, la situación de Chevron, el tema de la empresa Española Acciona, la problemática del estadio de Softbol, la dificultad que se le presenta a los niños y jóvenes cuando quieren utilizar los escenarios deportivos, el tema de Energía Social, la real inversión de la empresa Assa y el tema de servicio de acueducto 24 horas.
También el seguimiento a la resolución donde se le impuso una sanción a la empresa Electricaribe por más de 8 millones de pesos por parte del municipio por las malas instalaciones de los postes en el barrio Coquivacoa, la problemática del mercado público y en fin aquí lo que se hizo fue una serie de comisiones accidentales”, puntualizó Iler Acosta Mejía.
Lamentó el que no se hubiesen clausurado las sesiones y precisó que fue por motivos de ocupaciones de los cabildantes porque en la corporación existe una hermandad “y además, los concejales cumplieron el periodo de sesiones ordinarias porque la ley nos estipula que son 18 sesiones ordinarias nosotros por lo general hacemos más de 25”. 
-Publicidad-
Cargando...
Compartir