Tres profesoras de un Centro de Desarrollo Infantil de Riohacha le fueron cancelados sus contratos, porque en la tarde del jueves habrían maltratado físicamente a un menor de dos años de edad.
La anormal situación se presentó en el CDI Pekes ubicado en la calle 24 no. 13-53 del barrio José Arnoldo Marín. Se conoció inicialmente que las responsables dijeron que el niño fue llevado al Centro en esas condiciones, pero tampoco tuvieron el valor de denunciar a los padres de familia ante el ICBF.

El niño presentó maltrato en glúteo y pierna izquierda,  igual que tenía la boca partida. “No podemos depositar el cuidado de los niños en este tipo de instituciones que no dan la cara para responder por hechos como este”, indicó una familiar del menor.

Por su parte, la directora encargada del ICBF Nidia Romero de Ibarra lamentó el hecho e indicó que a través del Coordinador Zonal del  bienestar se tomaron las medidas pertinentes del caso en consonancia con la operadora del CDI Solimar Rodríguez.
“Nosotros actuamos de inmediato, porque esa es una de las cosas en las cuales la norma nos dice que se debe retirar la persona, cuando se comprueba que hubo un maltrato a un niño; quien fue valorado por un médico y se realizaron todas las diligencias”, precisó Romero de Ibarra.
-Publicidad-
Compartir

1 COMENTARIO

Comments are closed.