La sanción deberá ser conmutable a salario,
pagando más de 70 millones de pesos.

Por cometer irregularidades al momento de
asumir la restructuración de la planta de personal de la corporación porque
utilizó recursos de regalías para funcionamiento, en ese sentido, el Ministerio
Público lo reprendió en fallo de segunda instancia a Arcesio Romero Pérez,
quien para la época de los hechos se desempeñaba como director.
En este proceso la quejosa fue Deluque Semprún
y la denuncia fue presentada el 22 de octubre del 2009 ante el programa de
Moralidad Pública, Eficiencia, Transparencia y Lucha contra la Corrupción de la
Presidencia de la República.
En los alegatos que presentó Romero Pérez, al
momento de conocer el fallo de primera instancia en donde lo sancionaba a 10
años, su decisión no fue arbitraria ni caprichosa sino que obedeció a un
momento de crisis de la corporación, donde se enfrentaron deberes y que la
decisión tomada obtuvo resultados positivos ya que al restringir la planta de
personal se disminuyó el costo de funcionamiento.
Esa argumentación le valió para que se le redujera
la sanción que terminó con 10 meses de suspensión del cargo, no obstante, se le
reprochó que haya utilizado rentas indebidas de destinación específica
provenientes de la compensación de carbón para financiar gastos de
funcionamientos, ya que ordenó pagar 120 millones de pesos a Asocars para
acompañamiento en proceso de reorganización y restructuración administrativa.
En ese sentido, la ponencia de fallo de
segunda instancia decidida por el Procurador Primero Delegado, Juan Carlos
Novoa Buendía, fue sancionado y deberá ser conmutado por salarios porque en la
actualidad no se encuentra laborando en el cargo.
Es decir, como quiera que para la época de los
hechos, Arcesio Romero Pérez, devengaba más de 7 millones de pesos mensuales,
deberá pagar una cifra superior a 70 millones de pesos, así lo precisa el fallo
de segunda instancia del 29 de enero del 2015.
-Publicidad-
Compartir