Una tensa situación se vivió en las horas de la tarde del pasado domingo en las instalaciones del segundo distrito de Policía con sede en el municipio de San Juan del Cesar, Cuando un grupo de 15 reclusos hicieron un conato de amotinamiento, reclamando por la  medida de suspensión de la visita dominical y por el severo hacinamiento al que están sometidos.
El comandante del segundo distrito de Policía, teniente  Daniel  Gonzalo  Ruíz, explicó que la medida de suspensión de la visita del domingo, se tomó debido a que por informaciones de inteligencia, algunos reclusos que están allí mientras el Instituto Nacional Penitenciario Inpec autoriza sus traslados, aprovecharían la visita para fugarse, situación que obligó a una requisa de los calabozos, encontrándose llaves para abrir esposas y otros elementos para violar cerraduras.
“Esta requisa no fue del agrado de los presos y por esta razón intentaron amotinarse y faltarle el respeto a la ley”; expresó el teniente Daniel Gonzalo Ruiz.
La situación se controló con la ayuda de gases lacrimógenos que fueron lanzados al interior de los calabozos para calmar los ánimos de los reos.
Se pudo establecer que en el intento de amotinamiento, Roony Pascual Cabarcas, un preso que se encuentra recluido en los calabozos de la policía desde el mes de febrero, resultó con lesiones leves, ya que según la policía, éste le dio una patada a una puerta de vidrio ocasionándose  heridas en una pierna cuando era trasladado a un lugar aislado. De acuerdo a las versiones de los agentes del orden él fue uno de los gestores  la revuelta.
Con respecto al amotinamiento existente, el  teniente Ruíz,  indicó que está esperando la firma del convenio entre la Administración Municipal con el Inpec para el traslado inmediato de los reclusos que en estos momentos son 15 y están alojados en 2 calabozos de 2 metros cuadrados cada uno.
“Estos calabozos son de paso, pero por la demora en la definición de situación jurídica por parte de las autoridades, los detenidos deben permanecer aquí en condiciones precarias, ya que nuestras instalaciones no son las más aptas para mantener a un preso por mucho tiempo”, manifestó el oficial de la policía.
De otro lado, el personero del municipio de San Juan del Cesar, Juan Jaime Fuentes expresó que como defensor de pueblo, ya puso en conocimiento del hecho al Inpec y las demás autoridades para solucionar la situación de hacinamiento y garantizarle unas condiciones dignas a los reclusos.
“Los presos son seres humanos y aunque estén privados de la libertad, tienen derechos y nosotros como autoridades debemos garantizárselos”, expresó el personero.
-Publicidad-
Cargando...
Compartir