Durante el domingo anterior, y después de los actos litúrgicos y el desfile militar, los uribieros recibieron del alcalde Abel José Geacometto Fominaya dos obras importantes que engalanan la ciudad. La plaza Colombia modernizada y la inauguración de la Avenida Bogotá.
La administración municipal invirtió en la plaza 3.200 millones de pesos y en la Avenida Colombia 1.500 millones pesos, recursos que provinieron del sistema general de regalías.
El mandatario indicó que escribir en la historia de un municipio no es fácil, pero escribir la historia de una región, es aun más dificil; sin embargo, Uribia ha tenido un cambio importante desde su fundación en 1935. Cada administración y cada alcalde ya sea designado o por elección popular ha contribuido a que este municipio hoy se muestre fortalecido con un profundo cambio en al ámbito arquitectónico y socio-cultural.

“Yo me siento contento de hacer parte de la historia de este municipio y dejar mi huella y mi grano de arena con obras y gestiones para mostrar, pero si queremos que Uribia siga escribiendo en la pagina del progreso, en los años que nos vienen como sociedad colectiva tenemos que prosperar; no ha sido fácil enfrentar este cuatrienio que cumplimos este año, pero la tarea no me ha quedado grande porque los esfuerzos han sido incansables por parte de la administración municipal”, afirmó Geacometto Fominaya.

También dijo que era el último año que celebra como mandatario, pero le quedan muchos de vida y desde dónde esté le seguirá sirviendo a su amado Uribia.

Le agradeció la presencia de los descendientes del fundador de Uribia, el capitán Eduardo Londoño Villegas, quien fue comisionado en el año 1935 por el Presidente Alfonso López Pumarejo a fundar Uribia como un pueblo nuevo y nueva capital.
-Publicidad-
Compartir