Este fue un domingo especial para los riohacheros, desde las cuatro y media de la mañana se concentraron las mujeres en el colegio La Sagrada Familia y los hombres en la capilla de la Divina Pastora, para participar de una tradición que se conserva en los años, el Santo Encuentro de la Virgen María con el Cristo Resucitado para celebrar así el domingo de gloria.

Los hombres cargaron las imágenes de la Virgen María y del Cristo Resucitado saliendo al tiempo, acompañados de música y feligreses y de los Sacerdotes que participaron del ritual.
Ambas imágenes se encontraron a las seis de la mañana en la calle 7 con carrera 7 esquina y se reverenciaron en movimiento al tiempo de los 12 hombres, ante los aplausos de los feligreses que de manera emotiva disfrutaron del momento.
El Santo Encuentro es una vieja tradición de los riohacheros, para celebrar el domingo de resurrección después de participar de los días claves de la Semana Santa, que se trata de conservar de generación en generación.
Los abuelos se hacen acompañar de sus hijos y de sus nietos para lograr vivir el Santo Encuentro y participar de la Santa Misa oficiada por los Sacerdotes que en esta oportunidad lideró el Padre Jefferson Ariza.
El Padre Jefferson Ariza valoró la participación de los feligreses, en cada una de las celebraciones de los días de Semana Santa, quienes acudieron al llamado de la Iglesia.
“Fue emotivo como la comunidad cristiana nos acompañó y participó de los días santos”, dijo.
Aseguró que hay necesidad de seguir evangelizando, para que la gente desde su corazón entienda que hay un ser supremo que los acompaña y protege.

Explicó, que en cada parroquia se observó acompañamiento permanente de los feligreses en los actos programados por los sacerdotes, quienes sacaron un poco de su tiempo para renovar su fe.

La comunidad cristiana de Riohacha, expresó su alegría por la forma como la Diócesis trabajó para celebrar la Semana Santa y por permitir preservar en el tiempo actos como el del Santo Encuentro.
-Publicidad-
Cargando...
Compartir