Cerrejón teje alianzas por el bienestar de las comunidades indígenas en La Guajira

Durante el primer trimestre del año, la Fundación Cerrejón Guajira Indígena atendió a 153 comunidades por medio de diferentes programas que apuntan al mejoramiento de su calidad de vida.
Para promover la seguridad alimentaria, 27 comunidades trabajaron en el fortalecimiento de cultivos tradicionales como el maíz y el fríjol. Además, se logró el mejoramiento de 39 parcelas (59,7 ha de tierra) gracias al trabajo colectivo y a la instalación de sistemas de riego que benefician a 172 familias.
La Fundación, en alianza con el área de Gestión Social, adelantó acciones en diez comunidades con vocación pastoril y en siete de ellas entregó 13,7 toneladas de suplemento animal. Adicionalmemte, 40 pastores fueron capacitados en técnicas básicas para el manejo clínico y sanitario de sus rebaños.
La Granja Cerrejón, ubicada en el km 62 que conecta La Mina con Puerto Bolívar, continuó su consolidación como un espacio de transferencia de tecnologías en las prácticas agroecológicas, pecuarias, artesanales, apícolas y de recolección para los indígenas.
 “Durante los primeros tres meses del año, 31 agricultores fueron capacitados en técnicas de mejoramiento de producción, manejo de suelos, sistemas de riego y mejoramiento de viviendas, conocimiento que es replicado en sus comunidades. También logramos la producción de 16 kg de semillas de fríjol, de cuatro especies diferentes, que hacen parte de la dieta wayuu y son suplemento de alimentación humana en época de sequía”, señaló Ramasio Tiller, analista de la Fundación.
Siguiendo la tradición artesanal de las comunidades guajiras, la Fundación trabajó con 10 talleres en el mejoramiento de la calidad de sus productos y en la administración y comercialización de los mismos. Seis de estos talleres participaron de la Feria de Artesanías de Exportación – FAREX en Cartagena, obteniendo ventas por $11 millones.
 “Hemos mejorado en crecer cada día con nuestros productos artesanales, ser competitivos en el mercado, para que ganemos más clientes y que nuestra producción sea mucho mejor. Esto lo hemos logrado gracias a capacitaciones, mejorando la calidad del producto, la combinación de colores y tonalidades, precisó Alberto Meza Palmar, líder de la comunidad de Aluatachon.
Por otra parte, en el sector de Warratat (km 125) se adelantaron acciones para la construcción de la primera tienda artesanal en esta zona, cercana al Cabo de la Vela y Puerto Nuevo, que se proyecta como una importante fuente de ingresos para 108 familias de artesanos wayuu.

“Con los proyectos desarrollados desde la Fundación Cerrejón Guajira Indígena, continuamos tejiendo alianzas para el rescate y fortalecimiento de las tradiciones indígenas, principalmente wayuu, al igual que las de comunidades wiwa y kogui asentadas en el Departamento. Nuestro objetivo es contribuir al bienestar y fortalecimiento de esta población y su cultura, valiosa para la región y el país”, indicó Otto Vergara, director ejecutivo de la Fundación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here