Directora del DPS
visitó obras terminadas y en avance.
La directora del DPS, Tatyana Orozco
de la Cruz, hizo seguimiento al programa integral de Seguridad Alimentaria que
adelanta la entidad a su cargo en La Guajira. Con este se ha apoyado de manera
contundente la problemática nutricional y de seguridad alimentaria en la Alta
Guajira.
El programa adelantado por el DPS
beneficia más de 13.000 personas (7.200 beneficiarios directos y 6.600
indirectos) y 900  familias en 121 comunidades de los municipios de Manaure y Uribia,
alrededor de los 16 centros Etnoeducativos Wayuu.
De acuerdo con la directora del DPS,
“Es una intervención integral en la medida en que las soluciones de agua
(pozos) además del suministro del líquido apto para consumo humano, abastecen
el sistema de riego para la producción de alimentos.  A las familias también se les apoya en la
construcción de corrales y suministro de chivos y cabras como alternativa
productiva”.
En relación con los pozos, “de los 16
que construye el DPS, 11 se ubican en Uribía y 5 en Manaure.  Nueve pozos ya están terminados y la inversión
total para el funcionamiento de los mismos fue de $ 8.900 millones”, puntualizó
Tatyana Orozco.
Cada pozo tendrá suministro de
energía a través de paneles solares. Además y para garantizar la sostenibilidad de
la iniciativa, se conformaron comités del agua, capacitados y sensibilizados
con esta nueva infraestructura.

Como cabeza del sector de la
inclusión social y la reconciliación, los esfuerzos del DPS para favorecer la
nutrición y salud de la población en La Guajira, continúan mostrando resultados
tangibles y de alto impacto en la vida de la comunidad.

-Publicidad-
Compartir