En La Guajira: Una Fundación convertirá ‘Grandes Sueños’ en realidad

En Riohacha existe una persona que vive los problemas y
necesidades de una comunidad, conformada por personas pequeñas.  Muchos de esos seres tienen grandeza de
espíritu y humildad en el corazón. Ella le está apostando a convertir muchos de
sus sueños y el de tantas personas pequeñas, en una gran realidad’’.
Isaura Patricia Pereira Pacheco mide 1.20 centímetros.  Es ágil, nunca está quieta, es inteligente, no
traga entero y le gusta servir a los demás.  Nació en Santa Marta, del hogar formado por
Dulcina María Pacheco Pacheco e Isaac Antonio Pereira Saade, quien con el
especial interés que le despertaba la política, logró un escaño en la asamblea
del departamento del Magdalena.
Cuando Isaura Patricia tenía tres años, sus padres se
trasladaron a Riohacha, ciudad donde creció hasta donde se lo permitió el
Creador.  Llegó en la etapa escolar, cursó
sus estudios primarios y secundarios.  En
esta tierra amó, procreó, sufrió y poco a poco probó el sabor de la desilusión.
‘Lo mejor que me ha pasado en la vida, – dice Isaura -,  es haberme realizado como mujer.  Es madre cabeza de familia. Tiene dos hijos:
Carlos Mario, de 15 y Oscar Enrique, de 11, estudiantes de octavo y quinto
grado de la Institución Educativa ‘Eusebio Septimio Mari’.
La vida le enseñó que ninguna condición física, por muy dura que
sea, debe ser una limitante cuando se tienen grandes sueños alojados en el
corazón.
Tener una casa, es uno de los sueños realizados  que Isaura le debe a Papito Dios, como ella lo proclama.  Un día que siempre recuerda, habló con el
presidente Álvaro Uribe Vélez durante un Consejo Comunal y le pidió el favor
que le regalase una casa.
Pasó el tiempo  y un día
se enteró que el presidente Uribe envió los ladrillos para construir su
vivienda, pero ‘alguien pensó que eran suyos  y se los llevó.’ Esto lejos de amilanar a la
pequeña gigante la motivó a luchar por su ideal.  Volvió, habló con el presidente en Bogotá y de
allá trajo la solución.
El gobernador de La Guajira de ese entonces, Jorge Eduardo Pérez
Bernier quedó comisionado para entregarle su vivienda.  Hubo un tiempo de espera y la escritura de su
casa le llegó. Ese sueño se cumplió en el 2010 y ahora se siente como ‘una
reina en su palacio’, en la urbanización Villa Charin.
El sueño que tiene ahora es la creación de una Fundación para
trabajar por sus hermanos de estatura pequeña que viven en el anonimato en La
Guajira, por temor a la discriminación, en un mundo donde todo está hecho a la
altura de las personas ‘normales’ y los que no están enmarcados en ese
parámetro se quedan sin opción.
La Fundación ‘Grandes Sueños’ aglutinará bajo su slogan a los
‘pequeños en estatura y grandes de corazón’.
La Ley 1275 de 2009, liderada por la representante Gloria Estela
Díaz Ortiz con la ponencia del entonces Senador guajiro Jorge Eliecer Ballesteros
Bernier, es el marco de referencia de su Fundación. La legislación establece en
su Artículo Primero que “se debe declarar como personas en condición de
discapacidad a las que presentan enanismo y establecer lineamientos de política
pública nacional, con el fin de promover la inclusión social, el bienestar y
desarrollo integral de las personas que lo presenten, garantizar el ejercicio
pleno y efectivo de sus Derechos Humanos y crear las bases e instrumentos que
les permitan participar de manera equitativa en la vida económica, cultural,
laboral, deportiva, política, social y educativa del país’.

-Publicidad-

Ya comenzó la labor para la estructuración del proyecto y su
posterior caracterización. El sueño está en marcha para su realización.

Escribió: Rosa López Arredondo. 

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here