En Riohacha, son escasas las mujeres que denuncian maltrato intrafamiliar

Algunas mujeres no denuncian por temor a sus compañeros y
otras por temor al qué dirán.
 
Un llamado a las mujeres que son víctimas de maltrato por
parte de sus parejas y además enfrentan casos de violencia en contra de los
niños y niñas de su núcleo familiar, hizo Lubys Cúrvelo Choles, desde la Casa
de Justicia de la capital del departamento de La Guajira.
Cúrvelo Choles, dice que a pesar de las frecuentes
campañas de sensibilización que adelanta la institución, son pocas las
denuncias que se reciben por parte de las mujeres afectadas por los casos de
violencia intrafamiliar.
“Estamos muy preocupados por los casos de violencia donde
se ven involucradas mujeres, niños, niñas y jóvenes en Riohacha.  En esta ciudad el factor común es el silencio
y el temor”, aseguró.
“Algunas mujeres no denuncian por temor a sus compañeros
y otras por temor al qué dirán”, indicó Lubys Cúrvelo Choles, profesional
universitaria que trabaja en la Oficina de Enlace con la Comunidad de la Casa
de Justicia del municipio de Riohacha.
La funcionaria expresó que desde la Comisaría de Familia,
dependencia adscrita a la Casa de Justicia se viene haciendo pedagogía, se
desarrollan campañas de capacitación y sensibilización dirigidas a hombres y
mujeres para que se establezcan relaciones dentro de los parámetros de una sana
convivencia fundamentada en valores como el respeto por la pareja y los hijos,
el respeto por las ideas y opiniones de los demás, la tolerancia, la
responsabilidad y la solidaridad.
La profesional universitaria de la Oficina de Enlace con
la Comunidad hizo un vehemente llamado a las mujeres para que aprendan a
respetarse y valorarse. ‘Existen muchas formas de maltratar, abusar y violentar
a las mujeres: El maltrato se observa en las áreas física, sicológica y verbal.
No se dejen maltratar, porque esta es una cadena que se extiende a todos los
miembros de la familia y afecta a la comunidad en general.
Cúrvelo Choles recordó que existen leyes y normas que
protegen a la mujer, pero es indispensable que las afectadas denuncien los
casos de violencia para evitar que estos casos se sigan presentando y se
comentan hechos que afectan la sana convivencia familiar.
“Es mejor prevenir que lamentar.  Son muchos las vidas que se pueden salvar,
con una denuncia a tiempo. La Casa de Justicia brinda asesoría en distintos
aspectos.  A las mujeres que llegan en
busca de ayuda se les dan a conocer sus derechos y se les informa sobre la Red
de Atención a las cuales deben acudir en situaciones de conflicto y emergencia.
En este orden de ideas, la Casa de Justicia  de Riohacha está implementando diferentes
programas de capacitación y ayudas a través de Unidades Productivas para la
generación de ingresos, con el objetivo de erradicar la dependencia económica y
asegurar de esta manera la sostenibilidad y autosuficiencia de las mujeres en
su grupo familiar.
Según cuentan algunas de las mujeres que deciden
denunciar los casos de maltrato, las principales causas por las cuales soportar
la violencia son la falta de una adecuada preparación académica, lo que genera
escasas oportunidades para trabajar y se convierte en un círculo, del cual no
pueden salir sin una ayuda especial.
“Muchas mujeres se muestran preocupadas porque al
separarse de sus compañeros no desean someterse a engorrosos trámites legales
para la manutención de sus hijos y tienen temor de valerse por sí mismas”,
enfatizó Lubys Cúrvelo Choles, funcionaria adscrita a la Casa de Justicia, de
esta capital.
 Escribió Rosa López Arredondo

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here