Invasión del espacio público y movilidad problemas sin solucionar en Riohacha

La invasión del espacio público y la movilidad son los problemas de siempre de la ciudad de Riohacha, que ninguna administración municipal ha logrado solucionar a pesar de los esfuerzos que realizan.
Los problemas siguen causando inconformidad en los habitantes que permanente tienen que lidiar con la imprudencia de conductores de taxis, colectivos y motos, amén que en ciertos sitios no encuentran adecuados espacios públicos para transitar con tranquilidad.
Si bien el alcalde Rafael Ceballos Sierra, logró que el gobierno nacional aprobará un proyecto de movilidad para la ciudad, aún no se traduce en una realidad porque no se han apropiado los  recursos económicos que se requieren para implementarlo en su totalidad.
En su momento se informó que el documento del Plan de Movilidad fue elaborado por el Departamento Nacional de Planeación en el marco de la política nacional de transporte, que requiere de una inversión de 135 mil millones de pesos para ser ejecutado en el corto, mediano y largo plazo en 20 años y proyectado para culminarlo en el año 2030.
Los temas contemplados en el Plan de Movilidad son: malla vial, tráfico vehicular y peatonal, demanda de pasajeros y de carga, proyecciones del tráfico vehicular, nuevas intersecciones semafóricas, aspectos ambientales y la construcción de la avenida circunvalar del sur, entre otros.
El estudio mostró resultados que le servirán al municipio y al Instram focalizar las acciones del plan de movilidad de manera efectiva, como el caso del transporte público colectivo, el cual, según los resultados, sólo tiene una participación del 5.04%, seguido del taxi individual con el 7,92% y el taxi colectivo con el 38,72%.
En relación a los aspectos urbanísticos, el plan propone la realización de corredores peatonales, ciclorutas, y el Bulevard Avenida el Progreso (Calle 15), este último se estima costará alrededor de cuatro mil millones de pesos.
El Plan de movilidad está enmarcado en once políticas, entre ellas; la movilidad y renovación urbana, recuperación del transporte público colectivo, mejorar el acceso de peatones, bicicletas y transporte público, inversión sostenida en infraestructura vial, integrar el transporte interurbano con el urbano, fortalecer el sistema operativo y funcional del modo taxi individual y el fortalecimiento institucional.
Si bien es un plan ambicioso hasta el momento no se traduce en una realidad, a lo que se suma la invasión permanente del espacio público generando inconformidad en la gente que no encuentra zonas para moverse libremente.
En la zona del mercado viejo de Riohacha, la situación es caótica y un referente en la sede de Fundartes Guajira donde su plazoleta se encuentra invadida por vendedores de zapatos, jugos y hasta minutos de celulares, al punto que hasta se impide el libre acceso a ese sitio donde un grupo de profesores enseña de manera gratuita música a niños de los estratos uno, dos y tres.
“Todos los días traigo a mi niño a que reciba sus clases de música y me encuentro con vendedores por todos los lados que no nos permiten tener libre acceso a Fundartes, esto requiere la urgente intervención de la administración municipal”, aseguró Gloria Cortez.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here