-Publicidad-
De un fraude fueron objeto varios clientes de las entidades bancarias que funcionan en esta localidad, al momento de intentar retirar dinero de sus cuentas a través de cajeros automáticos.

El chantaje lo perpetraron expertos en esta clase de hurto paralizando el funcionamiento de los cajeros, al derramar sobre las ranuras donde se introducen las tarjetas débitos o de crédito una sustancia, al parecer silicona líquida, lo que le impedía al usuario hacer la transacción respectiva y era allí el momento que los delincuentes aprovechaban, para  embaucar a las incautas personas ofreciéndoles ayuda y hacer el respectivo cambiazo de la tarjeta.
Se supo que la artimaña la pusieron en práctica los estafadores, el pasado fin de semana con puente festivo, lográndose llevar una millonaria suma de dinero debido a que para esos días muchos empleados recibían sus quincenas y primas de bonificación de mitad de año. Presuntamente el dinero producto de la estafa lo extrajeron los chantajistas utilizando el cajero automático del Banco Popular al ser el único que operaba, los de Bancolombia, el  Bogotá y el BBVA, estaban fuera de servicio.
Una de las víctimas resultó ser el comerciante y microempresario Ariel Borrego Pinto a quien le hurtaron mediante esta modalidad delictiva más de un millón de pesos.
Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here