Exgobernador alerta sobre dificultades económicas para el 2016

Días difíciles en sus finanzas le esperan a La Guajira en el 2016, por el impacto que ha generado el nuevo sistema de regalías,  alertó el exgobernador y exsenador Jorge Eliécer Ballesteros Bernier.
Explicó que el nuevo sistema de regalías sigue impactando sobre las finanzas del Departamento, porque existen unos compromisos adquiridos que se denominan inflexibilidades, que ha hecho que el gobierno tenga un margen relativamente corto para jugar en su preparación, debido a una normatividad que le dice cómo debe asignar los ingresos corrientes y no corrientes de la nación, comprometiendo  los planes de gobierno.
A ese tema de la inflexibilidad se suman los préstamos, los subsidios a los estudiantes de la Universidad de La Guajira, los proyectos que aún están por finalizar como los megacolegios, y problemas sociales ya identificados como la desnutrición en los niños de la etnia wayuu.
Ballesteros Bernier, considera que los candidatos a gobernación y alcaldías, están en la obligación de estudiar juiciosamente el tema de la sostenibilidad financiera del Departamento, para actuar con claridad de llegar a ser elegidos para ocupar esos cargos.
Explicó que el nuevo gobernador que asuma a partir del primero de enero del próximo año, debe llegar con propuestas concretas que busquen salida a la dificultad económica para enfrentar problemas graves como la muerte de niños wayuu por desnutrición.
Precisó, que además deben seguir trabajando de la mano con el gobierno nacional, para aunar esfuerzos y recursos en los programas sociales que se implementan desde el nivel central.
El exgobernador Jorge Ballesteros Bernier, anotó también que el trabajo que se inició en Planeación Departamental frente a la cultura de los proyectos, debe continuar para aumentar la capacidad financiera de lo que se busca ante los Ocads.
Expresó, que los proyectos que se preparen además de la viabilidad financiera deben responder al desarrollo social que exige la comunidad, para seguir mejorando en calidad de vida.
Argumentó, que los nuevos administradores deben centrar también sus esfuerzos en la población wayuu, generando en ellos conciencia sobre la responsabilidad que les asiste en el cuido de sus hijos.
Aseveró que ese es un problema muy complejo que se encuentra asociado a la falta de agua potable, de alimentos pero también a la falta de trabajo, que requieren de una intervención sostenida del Estado Colombiano, del ente departamental  y los municipios.
El exmandatario sin embargo, afirma que existen muchos caminos para superar la dificultad económica del departamento, que deben evaluarse con responsabilidad al lado de un equipo de expertos, para brindar algunas pautas que pueden seguir los elegidos en las elecciones de octubre de este año para gobernación, alcaldías, asamblea y concejos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here