Riohacha, es un municipio no escuchado, muy a pesar que
tiene un lenguaje particular, que tiene movimientos, miradas, olores, luces,
sonidos y sensaciones.
Necesitamos acercarnos a ella para interpretarla con su inteligencia
y sensibilidad, disfrutarla, adaptarnos a su complejidad etnográfica y
ecológica. En un municipio que requiere ser imaginado para mejorarlo y transformarlo
un lugar que hemos escogido para habitarla.
La razón política es la clave, para una mirada urbana
contemporánea de una administración con un perfil de gerencia municipal, que
trabaje por los logros y retos. Es importante decodificarla integrarla a la
vida pública, desde sus diversas dinámicas y así apropiarse de su entorno
natural y social.
Desde una visión compartida se pueden construir escenarios
apropiados para el dialogo y el encuentro, para tener espacios del intercambio
entre generaciones donde confluyen vecinos y visitantes en un ambiente de
respeto y tolerancia a la diversidad.
Es imperativo ver a RIOHACHA como una ciudad sustentable,
que promueva el desarrollo sostenible base del crecimiento urbano con una
cultura de respeto y preservación al medio ambiente, pensando en generaciones
futuras, creando un balance entre los intereses sociales, económicos y
ecológicos.
Es una ciudad multiculturalidad que representa importancia en
la dinámica social; Hoy, es una realidad. Riohacha Distrito Turístico y Cultural,
oportunidad para despegar en su inversión y desarrollo.
-Publicidad-
Compartir