Jóvenes y Emprendedores para el cambio social en La Guajira

“Un espíritu inquieto supera obstáculos”,
fue la cita con la que inició su discurso la estudiante de la Institución
Educativa Paulo VI de Barrancas, Kiara Castro, durante el evento de clausura de
la primera fase del Proyecto Jóvenes + Emprendedores adelantado por Cerrejón a
través de su Fundación Fortalecimiento Institucional en alianza con la
Fundación Promigas y Génesis Foundation.
El proyecto, más allá del trabajo
social con los jóvenes y sus familias o de la oportunidad de tener acceso a
recursos para el desarrollo de ideas de negocio; busca establecer un proceso de
articulación entre los temas de competencias laborales y los Planes Educativos
Institucionales y de mejoramiento de los colegios vinculados.  Asimismo,
consolidar la capacidad instalada para que la formación en competencias
laborales continúe más allá de la iniciativa de la alianza.
 “Cuando uno mira los resultados
del proyecto, solo en esta primera fase y con tan solo un año, las palabras
sobran y los resultados hablan por sí solos: 10 instituciones educativas
vinculadas, 28 docentes, 582 estudiantes y más de 30 iniciativas generadas; nos
reflejan un excelente comienzo. Desde Cerrejón y desde los aliados que estamos
acompañando las iniciativas, muy seguramente seguiremos implementando este
proyecto en los próximos años hasta que podamos generar un capital humano con
capacidades adecuadas para sacar el departamento adelante”, resaltó Raúl Roys,
Director Ejecutivo de la Fundación Cerrejón para el Fortalecimiento
Institucional de La Guajira.
La primera fase contempló el diseño y
elaboración de la propuesta o idea de negocio por parte de los estudiantes,
todo ello, resultado del proceso de formación que recibieron.  En la fase
dos, una vez seleccionadas las ideas de alta viabilidad, se realiza
acompañamiento y capacitaciones, tanto a los padres como a los hijos, en
conocimientos básicos en contabilidad, emprendimiento, administración y otros
temas relacionados.
“Mientras los jóvenes se dedican a
los negocios, los padres deben brindarles la confianza a sus hijos”, comentó
Julio Mendoza, Profesional de Proyectos de Desarrollo Territorial de la
Fundación Promigas.  También enfatizó que “el compromiso del cuerpo
directivo es fundamental para que las metas se puedan visibilizar a largo
plazo; ya tenemos un avance significativo con la participación de los docentes
y de los estudiantes en un proceso de formación en emprendimiento”.
Por su parte Kiara Castro, al
representar a los estudiantes manifestó que “este proyecto ha sido una
oportunidad que se nos otorga para visionar un futuro próspero y nos ha
enseñado a mirar el presente como una oportunidad para mejorar nuestra calidad
de vida y la de los demás; sabemos que en adelante somos jóvenes activos,
creativos, que ven en las dificultades una buena razón para avanzar”.
Con una inversión de $400 millones
durante dos años, el proyecto adicionalmente responde al cumplimiento de la Ley
1014 que establece que toda institución pública debe implementar la cultura del
emprendimiento en los estudiantes y su transversalidad en todos los planes de estudio
al interior de las mismas.
El motor de desarrollo de las
regiones es el emprendimiento generador de nuevas ideas de negocio viables y
sostenibles, por ello Cerrejón trabaja junto a instituciones privadas y de
gobierno para gestionar espacios que permitan la formación, el desarrollo e
implementación de dichas iniciativas, que se traducen en mejor calidad de vida
para sus creadores, sus familias y demás beneficiarios indirectos que trabajan
en torno a ellas.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here