En Riohacha: indiferencia total ante profanación de la catedral

“La
comunidad riohachera y representantes de los sectores oficiales y privados no
se han pronunciado hasta el momento con respecto a la destrucción de la imagen
de San Francisco de Asís, colocada en la parte externa de la catedral. 

-Publicidad-

“Es
un hecho que habla por sí solo, de la indiferencia ante lo que sucede en un centro
religioso que lleva el nombre de la  patrona de Riohacha y convoca
sentimientos de amor, veneración y respeto ante la connotación espiritual que
adquiere la ‘Vieja Mello’ para el pueblo riohachero”.
Quien así
se expresa es el sacerdote Jefferson de Jesús Ariza Ojeda, Cura Párroco de la
catedral ‘Nuestra Señora de los Remedios’, en declaraciones entregadas a los
distintos medios de comunicación asentados en la capital del departamento de La
Guajira.
El hecho
al que hace referencia el religioso sucedió en horas de la madrugada del sábado
13 de junio de 2015, cuando cuatro jóvenes en presunto estado de embriaguez y
cuyas imágenes quedaron registradas en la cámara de seguridad, se acercaron a
los nichos ubicados en la parte externa de la catedral, bajaron de su sitio la
imagen de ‘San Francisco de Asís’ y posteriormente, haciendo uso de una
sacrílega decisión, procedieron a destruir al Santo de Asís, asestándole en
repetidas ocasiones contra el piso, en la parte externa de la catedral.
El
sacerdote Ariza Ojeda expresó que el 1 de julio, durante la eucaristía que
celebró el Obispo de la Diócesis de Riohacha, Héctor Salah Zuleta con motivo de
la conmemoración de los 50 años de vida político administrativa del
departamento de La Guajira, se realizó una oración privada de desagravio ante
el acto de profanación proferido en contra de la catedral.
La
oportunidad también fue propicia para motivar a la comunidad a seguir amando,
valorando y respetando su catedral porque dijo, ‘’ciertamente los sacerdotes
somos aves de paso y todo lo que estamos haciendo, lo hacemos con el propósito
de mantener y embellecer nuestra catedral y darle cada día la dignidad y la
altura que se merece. Deseamos despertar el sentido de pertenencia, a pesar que
el temor de Dios se está perdiendo en muchos sectores de la sociedad”, indicó
el Cura Párroco de la catedral.
El
Presbítero guajiro enfatizó que no solo se trata de adquirir objetos materiales
para la catedral, sino formar en la sociedad riohachera valores espirituales y
morales. Sembrar el amor por las cosas de Dios, para la formación integral de
las personas para que al tiempo que sean útiles a sí mismos, le sirvan a sus
familias y a la sociedad en general.
Jefferson de Jesús Ariza Ojeda

‘“Debemos
comprender que así como alimentamos el cuerpo diariamente, es obligatorio
nutrir también el  espíritu. Entonces es tarea de los padres de familia,
formar a sus hijos en el amor, el respeto y el temor hacia Dios, porque la
familia, si bien es la célula más pequeña, es la más importante de la sociedad.
Es allí donde se moldean los niños que son el presente y el futuro de nuestro
Municipio, Departamento y el país en general”, enfatizó el sacerdote Jefferson
de Jesús Ariza Ojeda, Párroco de la catedral y Vicario general de la Diócesis
de Riohacha.

El
sacerdote hizo un vehemente llamado a los distintos estamentos de la comunidad
riohachera para que se muevan de su ‘’zona de confort’ y se pronuncien ante los
actos irreverentes que se han cometido en repetidas ocasiones en contra de la
catedral ‘Nuestra Señora de los Remedios’, que no sólo es patrimonio histórico
y cultural sino, una herencia de nuestros ancestros, la cual debemos resguardar
celosa y amorosamente como un legado para los riohacheros que nos sucederán.

Escribió: Rosa López Arredondo

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here