A las 2:15 a.m., de ayer ocurrió una explosión en el gasoducto transcaribeño Antonio Ricaurte que llevaba gas desde La Guajira en Colombia al Estado Zulia en la República Bolivariana de Venezuela.

El estallido se produjo a la altura del kilómetro 32 de la vía que de Riohacha conduce a Maicao, hasta donde llegaron técnicos de la empresa PDVsa y descartaron que se tratase de un atentado, y aseguraron que se trató de fallas estructurales en el tubo y acumulación de gas.
En ese sentido, a  través de un comunicado de prensa, el comandante del Batallón No 6 Cartagena Teniente coronel Jhon Raymond Buemberger indicó que se presentó una ruptura del tubo, produciéndose una liberación de una de presión de gas causando la explosión y dejando un cráter cómo si se tratare de un atentado terrorista.
Sin embargo, muchas personas que llegaron al lugar se atrevieron a decir que efectivamente se pudo haber tratado de un atentado criminal, con parecidos conceptos los diferentes representantes de los medios de comunicación. Por último, se trató de indagar a los nativos del sector y siempre guardaron silencio.
-Publicidad-
Cargando...
Compartir