Incendio forestal dejó incalculables pérdidas de bosques y cultivos en Dibulla

Más de dos mil hectáreas de tierra entre
bosques nativos, nuevos y cultivos 
resultaron afectadas por cuatro incendios forestales que se presentaron
en la Sierra Nevada jurisdicción de La Guajira en el municipio de Dibulla, que
fue difícil controlar por los fuertes vientos en la zona.
De la situación solo fue alertado el
Comité Departamental de Gestión del Riesgo, a los tres días de haberse
presentado la emergencia, y cuando ya se había propagado el incendio. 

-Publicidad-

Ramón López Calvo Pastor, coordinador de
tierras de la comunidad indígena wiwa, aseguró que se perdieron todos los
cultivos como  yuca, malanga, plátano
cacao, maíz, por lo que solicitaron al gobierno nacional su apoyo para
recuperar de alguna forma lo perdido.
Dijo que el incendio, fue  provocado por un muchacho de la comunidad que
estaba quemando un predio para sembrar, pero al parecer después de cinco días
de haber apagado el fuego quedó una chispa que se propagó por la fuerte brisa
que no lograron controlar de manera inmediata.
Corpoguajira

El director de Corpoguajira Luis Medina
Toro, confirmó la afectación de bosque de alta montaña, de rastrojo bajo,
pastizales, y cultivos  que se encuentran
alrededor de las cuencas de los  ríos
Jérez,  Cañas, y Ancho que provienen de
la Sierra Nevada de Santa Marta en el flanco nororiental.

 Luis Medina Toro
Aseveró que a mediados de esta
semana  sube una comisión de Parques
Nacionales y Corpoguajira, con unos 
técnicos para evaluar el bosque 
afectado y emprender las acciones de restauración.
“Los daños que generan los incendios
forestales son muy dramáticos y fuertes, porque ahora toca comenzar de nuevo a
reforestar y a procurar que haya la regeneración natural, y cuantos años
pasarían para que podamos tener nuevamente un bosque como el que se ha
afectado, esas son pérdidas muy grandes en términos ecológicos y ambientales”,
dijo.
El funcionario, explicó que
adicionalmente con los líderes de las comunidades indígenas y campesinos,  se iniciará todo un proceso de pedagogía para
crear conciencia en mejorar las prácticas para la siembra de sus cultivos.
“Todos los que viven alrededor de esos
sistemas montañosos deben evitar quemas, porque casi siempre se sale de control
generando situaciones complejas como el incendio forestal del municipio de Dibulla,
que no se ha logrado controlar totalmente por lo seco del terreno y los fuertes
vientos”, dijo.
Organismos de Socorro 

Para controlar el incendio forestal en
jurisdicción del municipio de Dibulla, se trabajó con 99 voluntarios de los
organismos de socorro de los diferentes municipios, bajo el mando del sistema
departamental de gestión del riesgo, que coordina Oscar Torres Carillo.
Explicó, que inicialmente se armaron dos
grupos para atender los puntos altos de Jerez, Casa Aluminio, Domingueka y rio Ancho
penetraron con 66 voluntarios, divididos en 33 grupos para cada punto.
Aseveró que gracias a un helicóptero de
la Fuerza Aérea Colombiana, lograron llegar a los puntos del incendio porque
las condiciones del terreno y la distancia prácticamente lo impedían.
Los voluntarios coincidieron en afirmar que lo
más difícil fue llegar hasta los sitios donde se encontraban los puntos del
fuego, además de no contar con los elementos suficientes y necesarios para
realizar el trabajo de manera más rápida.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here