Los muertos de los indígenas son sagrados: Secretaria de Asuntos Indígenas de La Guajira

-Publicidad-

El hallazgo de 36 kilos de cocaína en una tumba ubicada en un cementerio ancestral wayuu en la Alta Guajira, mantiene en alerta a sus autoridades tradicionales y al gobierno departamental de La Guajira.

“Es un acto de profanación,  desde el contexto de nuestra cosmovisión eso  nosotros no lo aceptamos como indígenas, porque ahí nuevamente vemos que se están vulnerando y se están metiendo con lo más sagrado que nosotros tenemos que son nuestros muertos”, aseguró la Secretaria de Asuntos Indígenas Rosa Valdeblanquez Cordero.
La funcionaria, calificó el hecho como muy delicado, y dijo que es necesario que las autoridades tradicionales y los palabreros analicen el caso, porque se está atentando contra lo más sagrado para las familias wayuu como son sus muertos.
Rosa Valdeblanquez Cordero
Vehemente solicitó a los indígenas wayuu no olvidar a sus ancestros,  que son los viejos las personas que están sepultadas en esos cementerios y los que les han dado la sabiduría, y a conocer ante el mundo como una etnia de respeto, de paz y a la cual para su núcleo familiar lo más importante es el cementerio porque es la escritura como indígenas.
Precisó, que no tiene referencia de otro caso igual, y por ello estará dialogando con el Comandante de Policía de La Guajira Coronel Alejandro Calderón Celis, para conocer mayores detalles del operativo y tener certeza clara de cómo llegó la droga al cementerio ancestral wayuu.
Dijo que es urgente, que los Palabreros también analicen la situación, para que junto a las Autoridades Tradicionales adviertan a todas las familias wayuu, el peligro que representa para la cultura y para ellos permitir el uso de las tumbas para guardar cualquier tipo de drogas.
Advirtió, que los wayuu son personas que a pesar de las dificultades, hacen respetar su cultura, y espera que no sigan permitiendo que personas extrañas lleguen a sus rancherías a amedrentarlos para el uso indebido de sus cementerios.
Los 36 kilos de cocaína hallados en la tumba referenciada por diez agentes de la Policía, se encontraban listos para ser trasladados a mercados internacionales.
En su momento el comandante de Policía Coronel Alejandro Calderón Celis, informó que la droga se ubicó gracias a fuente humana, pero no se detuvo a ninguna persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here