Riohacha se solidarizó con los secuestrados en La Guajira

Con camisetas y
globos blancos, la gente se congregó para la caminata masiva que comenzó desde
el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, en Cuatro Vías.
“No más
secuestros; abajo la corrupción”, era la consigna que se escuchaba a fuerte voz
en todo el recorrido de la caminata, la cual transcurrió en calma y como se
tenía previsto, custodiada por al menos 30 policías.
Antes de 4 de la
tarde la gente comenzó a congregarse a las afueras del ICBF para llevar a cabo
una marcha pacífica como muestra del rechazo colectivo al secuestro de Mario
Bayona Cano  y Rubén Almazo Monroy.
“Protestamos por
la ola de secuestros que se están dando en La Guajira, por eso pedimos a los
riohacheros su colaboración, porque hoy sufrimos nosotros, pero mañana no se
sabe quién puede ser”, afirmó Josefa Palacio Aragón, esposa de Mario Bayona.
Familiares y
habitantes de Uribia también hicieron acto de presencia. “Queremos que se acabe
el secuestro, que entreguen a mi hermano Rubén Almazo. No aguantamos más, ya
basta de tanto dolor”, aseveró Mary Luz Almazo Monroy, hermana de Rubén Almazo,
quien se mostraba muy compungida por la situación.
El Alcalde de la
ciudad, Rafael Ceballos, insistió en que existe rechazo total al secuestro,
pues es un atentado a la dignidad humana y al derecho a la libertad que debemos
gozar todos los ciudadanos. Instó a la ciudadanía a apoyar como un gesto de
solidaridad con las dos personas secuestradas, así como con sus familiares.
 “El Gobierno Departamental, Municipal y autoridades
policiales, hemos reiterado la recompensa ofrecida para quienes aporten
información para que se pueda dar rápida y prontamente con el paradero de los
secuestrados”, puntualizó.
Finalmente, el
Alcalde invitó a que la ciudadanía cierre las brechas a este tipo de delito que
está queriendo lacerar el ánimo, el espíritu, la vida de muchas personas en La
Guajira.
“Se mantiene el
pago de hasta 50 millones de pesos a quien dé información sobre el paradero de
Rubén Almazo y Mario Bayona”, aclaró Abel Giacometto, Alcalde de Uribia.
Las investigaciones
siguen avanzando; cada uno de los organismos encargados está haciendo la tarea
con el rigor necesario, por eso “hemos exigido desde el primer momento a las
autoridades para frenar estos actos delictivos, y lo más importante es que la
ciudadanía nos colabore, a que nos den información, si conocen, sobre el
paradero de estas personas y sobre actos que puedan producirse más adelante”,
argumentó Giacometto.
La marcha por la
paz fue una manifestación convocada por los familiares de los secuestrados y
apoyada por Gobernadores, Alcaldes y por todos aquellos que quisieron unirse al
clamor masivo. Aunque las autoridades recalcaron el ofrecimiento de la
recompensa, el Alcalde de Uribia sostiene que las recompensas no deben existir
en estos momentos porque “el secuestro es completamente reprochable y no debe
repetirse uno más en La Guajira”

-Publicidad-

Escribió Arianna López Ibarra.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here