-Publicidad-
Después del anuncio del Sistema de Alertas Tempranas de Corpoguajira y la Cruz Roja sobre la posible prolongación del fenómeno del niño hasta el próximo año, se despertó una vez más la voz de alerta del gremio de ganaderos.
“Si no se produce el envío de alimento  para el ganado, pero con una verdadera política gubernamental de apoyo en medio de la crisis generada por la sequía en La Guajira, se va a desatar la mayor mortandad de reses de todo el país, mucho peor que la ocurrida el año pasado donde contamos alrededor de diez mil”, afirmó Rubén Fuentes Aragón, director del gremio de ganaderos de La Guajira y miembro del movimiento Dignidad por La Guajira, que ha venido negociando con el Gobierno Nacional para lograr mejoras en la calidad de vida de los habitantes.
Fuentes Aragón dijo que la mayor parte de los hatos, sobre todo los del norte, ya están convertidos en unos esqueletos. Las pasturas se acabaron y al no haber agua, tampoco hay posibilidades de producir pasto de corte para alimentar el ganado. Además señaló que si no hay una pronta y eficaz ayuda, se acabará la producción lechera de La Guajira y la existencia de la especie será trasladada a otras regiones para que no perezcan en estas precarias condiciones por la constante sed.
“Como van las cosas, la muerte masiva de reses no está muy lejos, en mi propia finca que se localiza al sur de Riohacha ya se me han muerto 17 animales y la información sobre los decesos entre mis vecinos es más desalentadora”, agregó Rubén Fuentes Aragón.
A pesar de la difícil situación, el gremio de ganaderos reconoce que el gobierno ha enviado ayudas, pero no ha sido suficientes para para evitar cientos de muertes de vacas y toros.
Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here