Sumando esfuerzos por la seguridad alimentaria de las comunidades Wayuu en Uribia

Un número aproximado de 2.600 familias se han beneficiado, es decir más de 13.500 personas de 150 comunidades.

La Fundación Cerrejón Guajira Indígena estableció una alianza con el PMA (Programa Mundial de Alimentos), con el fin de recuperar los conocimientos y prácticas agrícolas tradicionales, ayudando así a las comunidades a hacer frente al impacto relacionado con los efectos climáticos.

Otto Vergara
Otto Vergara

Uno de los programas implementados ha sido la entrega de alimentos a familias de las diferentes comunidades indígenas cercanas a la línea férrea, para estos últimos años de hambruna por la sequía, con el fin de aumentar el mejoramiento de la seguridad alimentaria y nutricional; además de la creación de huertas comunitarias donde se cultivan alimentos con barreras de vegetación para protegerlos del sol y del viento y la crianza de ganado, principalmente cabras, que proporcionan ingresos a las familias y refuerzan la importancia cultural de estos animales.

Con esta asistencia alimentaria se han beneficiado 2.600 familias aproximadamente, es decir más de 13.500 personas de 150 comunidades, con el fin de suplir las necesidades nutricionales y alimentarias de esta población. Estas comunidades, mediante el programa ASAWA (apoyo a la Seguridad Alimentaria Wayuu) han pasado a ser productoras de alimentos mediante técnicas tradicionales agrícolas con usos de tecnologías blandas, logrando producciones significativas de alimentos en las temporadas de lluvia, pero en épocas de sequía, el PMA y la FCGI optaron por entregar alimentos por trabajo, el cual consiste en limpiar los jagüeyes y pozos, en espera de las lluvias. Las familias beneficiadas reciben una ración de alimentos que incluye maíz, frijol, arroz, aceite, lentejas y harinas.

“Es una contribución efectiva para estos momentos de escasez con productos de la canasta familiar básica que suplan las necesidades nutricionales de la población, complementada con una proteína como la carne de cabra principalmente; lo que a su vez contribuye a la seguridad alimentaria de los wayuu”, afirmó Otto Vergara, director de la Fundación Cerrejón Guajira Indígena.

Durante 2014 se entregaron 30 toneladas de alimentos a las diferentes comunidades; en lo corrido de 2015 van 35 toneladas entregadas y se tiene proyectada la entrega de 70 toneladas para el resto del año, hasta llegar a 100. Así mismo, estas comunidades se encuentran trabajando en la recolección del fruto de trupillo, para la alimentación de animales y su comercialización, al igual que con el fortalecimiento de los sistemas ganaderos y artesanales.

“Gracias a la Fundación Guajira Indígena y al PMA por habernos traído estos alimentos a nuestras familias, para nosotros esta ayuda significa mucho, por lo que mis palabras solamente son de agradecimiento”, manifestó Emma Rosiris Margarita Uriana, miembro de la Comunidad de Ichichon, del kilómetro 132 de la Línea Férrea.

En esta alianza con las instituciones por el bienestar de La Guajira, se cuenta que el Departamento de Prosperidad Social – DPS – aportó 20.5 toneladas en utensilios de aseo y en alimentos perecederos que fueron distribuidos por la Fundación en las diferentes comunidades y Centros Etnoeducativos cercanos a la Línea Férrea.

La Fundación KFC contribuirá en la reparación y construcción de salones comunales (aulas escolares) y complementación alimentaria con niños y niñas wayuu. Visitan las comunidades wayuu el próximo jueves 9 y viernes 10 de julio de 2015.

La empresa Odaco Group contribuyó con 2 toneladas de compotas para ser distribuidas entre la población infantil por medio de la Fundación y la USAID continuará apoyando a la FCGI con la implementación de sistemas de energías alternativas para soluciones de agua (usos agrícolas y pecuarios) en comunidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here