Este insecto se alimenta de la sangre de la persona huésped, mediante una picadura, suelen picar alrededor de la boca y por eso se las conoce como chinches besuconas.
-Publicidad política pagada-

En esta época de humedad y con probabilidad de lluvia en La Guajira, se podría incrementar la enfermedad del Chagas, por la poca atención que le ha prestado la Secretaría de Salud; ya que no han comenzado a fumigar para combatir este mosquito.

En los barrios periféricos de Riohacha, y en la población vulnerable, en especial los niños, los adultos mayores y los que se encuentran en el área rural dispersa, como son los indígenas Wayuu y los que habitan en la Sierra Nevada.

Así lo indicó el médico Epidemiólogo riohachero Víctor Alberto Frías Rosero, ya que el Distrito de Riohacha y en general en el departamento no se han implementado las medidas para proteger a la comunidad.

Víctor Alberto Frías Rosero.
Víctor Alberto Frías Rosero.
-Publicidad política pagada-

«En Riohacha hay cordones de miseria, que son los asentamientos de personas llegadas de otros lugares, en donde no tienen energía, alcantarillado, no tienen una calidad de agua potable, porque las que consumen no es potable», manifestó Víctor Alberto Frías Rosero.

La enfermedad de Chagas, es provocada por el parásito Tripanosoma Cruzi. Se propaga por la picadura de los insectos que habitan en la Sierra Nevada de Santa Marta, porque el vector vive en los palos secos y en casas de adobe, específicamente en las que construyen las comunidades indígenas; esos son los sitios ideales indicó Frías Rosero.

El profesional de la medicina precisó que el mosquito chupa la sangre de un animal enfermo llamado reservorio, que tiene el parásito. Él se infecta y cuando le pica a los colonos o a las personas que tiene al alcance, también se infectan; con la dificultad que la enfermedad a desarrollarse pude durar de 5 a 10 años en presentar la primera sintomatología; mientras tanto no se da cuenta que está con una enfermedad bastante grave.

Precisó que lo más preocupante es que los estudiantes y profesionales de la Universidad del Magdalena, hicieron los estudios de la enfermedad del Chagas en el río Jerez en toda esa zona y tomaron más de 100 muestras que salieron con el 66% de positivo, realizaron un proyecto y lograron que al departamento se le colocara un laboratorio donde se pueden realizar diagnosticos de enfermedades de Chagas y no en La Guajira.

Finalmente, Frías Rosero indicó que desde la cartera de Salud no se han implementado políticas públicas tendientes a contrarrestar la presencia de los insectos redúvidos en el departamento y pese que se ha advertido al secretario Gonzalo Araújo Daza por diferentes medios, incluso el de los medios de comunicación.

-Publicidad-
Compartir