María Virginia Torres, quien desde hace un año decidió hacer los jugos naturales.

Cuatro recipientes cargados con líquidos de varios sabores y un gran letrero que anuncia “bebidas naturales, medicinales y adelgazantes, sin conservantes ni aditivos”, llama la atención de los ciudadanos que caminan por los alrededores de la plaza Padilla en Riohacha. Con la mentalidad de cuidar su salud, muchos deciden consumirlas y más adelante exponen sus testimonios.

La encargada de atender este puesto es María Virginia Torres, quien desde hace un año decidió emprender este negocio después de haber estudiado por seis meses medicina homeopática. “En el curso aprendí todos los beneficios que tienen para el cuerpo humano estas bebidas y me gustó”.

-Publicidad-
-Publicidad-

Cuatro bebidas con un sinnúmero de propiedades medicinales se exhiben en este puesto: moringa, sábila, boldo y agua de Jamaica. La propietaria asegura que son desinflamantes, desintoxicantes, anticancerígenos, cicatrizante, regeneradores celulares, exfoliantes y energéticas.

“La Jamaica sirve para el colesterol, triglicéridos, riñones; la sábila para el colón, inflamaciones, quistes, riñones; el boldo hace una limpieza general del organismo y la moringa tiene propiedades similares y cubre muchos más beneficios”, señaló Torres.

Cuando diversos clientes se acercan a comprar una bebida, se escuchan frases como: “ya no me da acidez en el estómago desde que estoy tomando sábila” o “yo sufro del colón y me he aliviado bastante”. Sin duda alguna, un cliente satisfecho vuelve y más si es por su bienestar.

Todo el mundo puede consumir estas bebidas, no necesita fórmula médica, las combinaciones de las cuatro constituyen un servicio de salud preventivo y curativo, un apoyo significativo a la medicina tradicional.

-Publicidad-
-Publicidad-
Compartir

1 COMENTARIO

Comments are closed.