La Semana Santa, cada año menos santa

La Semana Santa, conocida como una festividad en donde se conmemora la pasión, crucifixión, muerte y resurrección de Jesús, ha ido cambiando a través de los años y las generaciones, perdiendo así tradiciones que antes eran sagradas para los ancestros, y que hoy son pocos los que cumplen.

En Riohacha los creyentes asisten a las misas que se celebran en las diferentes iglesias para agradecer los milagros y entregarse en oración. Sin embargo, la mayoría de habitantes se toman ese tiempo para  realizar paseos, disfrutar en familia y amistades.

Hoy en día la tradición religiosa se ha perdido, incluso muchos jóvenes riohacheros no saben qué se celebra en estos días y se ha llegado a tal punto de que las iglesias solo son visitadas por aquellas personas adultas que desde su infancia les han inculcado la religión como parte de sus vidas, y para los que aun los días Santos son sagrados, cumpliendo con las procesiones y los recorridos habituales por las calles con las imágenes de sus santos en hombro.

Hoy en día los jóvenes  y adultos tienen  muchas opciones para ver la programación de televisión a su gusto, sin embargo, en la televisión era muy común ver programas y películas que se repetían cada año, que aunque no con la misma frecuencia, pasan ocasionalmente por la televisión nacional, películas y dibujos animados como Jesús de Nazareth, Moisés, Los Diez Mandamientos, Spartacus, La Biblia, Vida, pasión y muerte de Jesús, entre otras.

La Semana Santa era tan sagrada para las familias católicas, que incluso no dejaban que los niños jugarán dentro del hogar, porque se trataba de momentos de gran recogimiento. Aún las familias más cristianas mantienen ciertos ritos, como es no martillar durante estos días, aserruchar ni hacer cualquier tarea que recordara la crucifixión y mucho menos cortar con cuchillo sobre un picador. Tampoco decir “malas palabras”, ni discutir con los hermanos.

En cuanto a la alimentación -muchos ayunaban- los niños consumían alimentos livianos, algo que ahora no ocurre debido a que las personas sólo se preocupan por encontrar la mejor oferta de pescado y los mariscos.

Al parecer estas fechas hoy en día son sagradas para muchas personas, pero para salir, conocer, ver a los familiares que tenían años de no ver y descansar.

Compartir

Dejar respuesta