Preocupados están los vendedores de la plazoleta del Hospital Nuestra Señora de los Remedios, porque los kioscos son muy pequeños, no son los que les mostraron en la maqueta y ahora les tocar pagar un arriendo.

Molestos e indignados están los vendedores de la plazoleta del Hospital de Riohacha, dicen sentirse engañados, porque esos no fueron los kioscos que le mostraron en la maqueta.

Ena Luz Romero.
Ena Luz Romero.

“Estos no fueron los kioscos que nos mostraron a nosotras, mira los que nos trajeron. Esto no tiene seguridad, no tiene nada dentro, son pequeños. Para entrar yó, tiene que ser de lado, de frente no entro”, así lo aseguró Ena Luz Romero vendedora de jugos naturales del sector.

La obra que culminó hace algunos meses, no es lo que esperaban los beneficiarios de la zona, relacionándolo con la maqueta que estaba exhibida en la valla mientras se ejecutaba la obra y los volantes que le repartieron a cada uno antes de iniciar la construcción y remodelación del área.

Aunque son consciente que ya no hay nada que hacer, esperan que sean entregados oficialmente, así no estén de acuerdo con lo que le van a entregar, pero dicen que no tienen otra alternativa.

Además agregó Ena Luz Romero que el ingeniero encargado de la obra les dijo que no podían hacer ningún tipo de modificación a los locales “vino el ingeniero, le pregunté que si podía abrir otra ventana y me dijo que no, no sé cómo voy a vender aquí si esto solamente tiene esta ventana que mira hacia la pared del hospital, la gente tiene que ver lo que va a comprar”, manifestó.

Preocupados están los vendedores de la plazoleta del Hospital Nuestra Señora de los Remedios, porque los kioscos son muy pequeños, no son los que les mostraron en la maqueta y ahora les tocar pagar un arriendo.La obra, que cuenta con 10 locales, ha generado también preguntas entre las vendedoras de jugos quienes aseguran que ellas son cinco y no saben a quién le van a entregar los otros “Habían cinco vendedores de jugos. Si habíamos cinco y nos veíamos apuradas, ahora 10 ventas de jugos aquí?”; afirmó Ena Luz.

Igualmente aseguró que aún no le han entregado nada oficialmente “nadie ha venido a decirnos a nosotros éste es su kiosco, tampoco nos dijeron que nos iban a sacar, los que nos dijeron fue que nos ubicáramos en otro sitio mientras, porque iban a mejorar esto ya que es turístico, entonces para que tengan más visibilidad van a tener más clientela. Ahora lo que sentimos es que nos han sacado y nos han abandonado a nuestra suerte».

Preocupados están los vendedores de la plazoleta del Hospital Nuestra Señora de los Remedios, porque los kioscos son muy pequeños, no son los que les mostraron en la maqueta y ahora les tocar pagar un arriendo.Sin embargo, la demora en las entregas no ha sido el único inconveniente que ve Ena luz, ella asegura que el electricista encargado de la obra le dijo que los locales serán alquilados a las vendedoras.

“El muchacho que estaba instalando la luz dijo que esto lo iban era a alquilar por 10.000 mil pesos diarios, no sé si sea verdad o mentira, yo estoy de acuerdo que se paguen los servicios, pero Rafael Ceballos a mí no me habló de alquiler, no sé si sea la nueva administración, no lo puedo asegurar y espero que sea falso”.

-Publicidad-