Julio Romero; un vigía ambiental para las playas de Riohacha

Julio Romero Ascanio.

Por: Arianna López Ibarra, periodista de LaGuajiraHoy.com

Julio Romero Ascanio, villanuevero de nacimiento, pero riohachero de corazón,  es un guardián del medio ambiente en un sector de la primera Avenida de America Latina, donde hace más de 14 años se gana su sustento.

“Nosotros somos la cara bonita de Riohacha. Engalanamos y embellecemos La Primera”, interiorizó Julio Romero.

Romero Ascanio es un artesano que desde hace 14 años elabora bellos adornos con piedras y desechos de mar, vende minutos y con un sentido de pertenencia envidiable cuida los árboles playeros más cercanos a su puesto de trabajo.

Llega a las 6 de la mañana y primero limpia con creolina su lugar de trabajo, ubicado frente a la Fiscalía.

Este es uno de los árboles que sembró Julio Romero Ascanio
Este es uno de los árboles que sembró Julio Romero Ascanio

Igualmente riega los árboles que él mismo sembró y los que otros vendedores también han sembrado. Cuida de ellos como si fuesen sus hijos, pues está convencido que más adelante, cuando los árboles crezcan, serán unas hermosas frondas para sentarse a descansar.

Con un brillo especial en su mirada este vigía ambiental aconseja “no arranquen las hojas de los árboles. Cuando vengan acá a La Primera regálennos más bien una botella con agua para regarlos, que los papás no dejen que los niños se monten a los árboles más pequeños”.

Como buen custodio del medio ambiente le preocupa algunos olores que se han vuelto recurrentes en ciertos lugares de la Avenida “la gente no se orina porque yo no la dejo orinar aquí. Les digo: ‘ve, vaya a orinar al baño, al espolón’. La gente es muy desordenada, hasta los que vienen de afuera quieren hacer lo mismo porque no hay un servicio de baño público asequible las 24 horas”, explica

Entre muchos de sus deseos julio anhela que la Policía patrulle en la zona y realice requisas, y más los fines de semana cuando la playa esté llena de propios y turistas.

La voluntad humana es una de las fuerzas más difíciles de dominar, pero Julio Romero espera que los riohacheros atiendan al llamado de sentido de pertenencia y cultura ciudadana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here