Los accidentados del Sena se recuperan, pero ambos sin la pierna izquierda

-Publicidad-

Por: Yeeldi Bermúdez, periodista de LaGuajiraHoy.com

Quince días después del aparatoso accidente, se recuperan pero le quedaron marcas imborrables en su cuerpo, los dos sin la pierna izquierda, el uno siendo el apoyo del otro y sus hijos el apoyo de los dos.

Así quedaron Kenia Milena Valencia Polanco y Alexander Castillo Hernández, luego de chocar violentamente con un volteo que se había volado la cuadra, en la carrera 15 o avenida del Aeropuerto, con la calle 21, al lado del Sena comercial.

La pareja iba en una motocicleta y chocaron con el chasis del pesado camión, siendo presa de las llantas traseras, suceso ocurrido  el pasado 24 de junio, siendo pasadas las 12 del mediodía.

Kenia Milena Valencia Polanco, después del accidente.
Kenia Milena Valencia Polanco, después del accidente.

Kenia Milena Valencia Polanco, quien accedió a recibir una visita de LaGuajiraHoy.com, se recupera del traumático momento en el que su esposo le dijo “Mija, nos matamos”, y aseguró que lo abrazó más fuerte, no sabe si del susto o para ‘morir’ los dos abrazados. Dios, el destino, la vida y sus fuerzas les dieron una oportunidad más de vivir y poder contar lo sucedido ese día debajo del volteo que llevaba  arena mojada y que recuerda como si fuera ayer.

Con una sonrisa de oreja a oreja y con aquel entusiasmo recibió Kenia la noticia que le darían de alta y volvería a casa, aún más se emocionó al saber que el Ejército Nacional, por ser esposa de un pensionado le pondría, más adelante, una prótesis en su pierna para seguir caminando por sus propios medios.

La motocicleta donde se transportaban, quedó bastante averiada, el seguro de ésta respondió solo por tres días de hospitalización, aunque Kenia, no quiere volver a montarse en una moto, manifestó, entre risas, pero recordando ese suceso del que prefiere no hablar.

“Me siento una luchadora, mí recuperación y la de mi esposo es un milagro de Dios para contársela a todos, y saber que ya me voy a mi casa a ver a mis niños, y para mayor agradecimiento, saber que mi esposo está vivo”, aseguró Valencia Polanco.

La joven de 23 años, se dedica al cuidado de su hogar y valida sus estudios de bachiller, y estuvo durante dos largos días en la Unidad de Cuidados Intensivos donde no podía casi ni ver a su hermana Karen, quien la ha estado cuidando sin descanso estos innumerables días para ella, quien los califica como “los más largos de su vida” en la Clínica Renacer.

Mientras tanto, hoy Kenia Valencia se encuentra en casa y a espera de su recuperación después de la intervención quirúrgica para amputarle 4 centímetros más de lo inicial, que se le retiró por motivos de infecciones y evitar mayores complicaciones que permitieran seguir al lado de su familia.

Sobre Alexander, el conductor de la motocicleta

Alexander Castillo Hernández, antes del fatídico accidente.
Alexander Castillo Hernández, antes del fatídico accidente.

Alexander Castillo Hernández, cumplirá 25 años de edad y es pensionado del Ejército Nacional quien le ha garantizado su recuperación y las múltiples intervenciones quirúrgicas a las que ha tenido que someterse sin saber, sin tener conocimiento, pero a la espera de una reacción positiva de su cuerpo.

Castillo Hernández perdió el conocimiento poco después del accidente y de expresarle a su esposa que tuvieran fuerza que habían quedado vivos. Los expectantes unos grababan lo ocurrido y otros con sentido humano ayudaban a sacarlos de debajo de la moto y el volteo, llegó la ambulancia y camino a la Clínica Cedes no supo más nada.

Le amputaron, al igual que a Kenia, su pierna izquierda pero un poco más cerca al pubis y con complicaciones en su sistema intestinal y con varias cirugías de reconstrucción de su aparato reproductor. Afortunadamente, no perdió su pene, ni sus testículos.

Pasado unos días, fue trasladado a Bogotá, para ser atendido por cirujanos y médicos especialistas que le permitan seguir gozando de salud.

Según reporte dado por familiares, solo podía reaccionar con la mirada, pero sin pronunciación de palabra alguna, producido por el impacto del golpe, sin embargo, respondía con movimientos en los ojos y dedos de manera afirmativa o negativa.

Para infortunio de los dos, Kenia y Alexander no han podido conversar, basta solo con saber que se están recuperando y que volverá en poco tiempo a casa y a quien también, el Ejército Nacional le pondrá una prótesis en su pierna.

Al cierre de esta nota, se logró conocer que el joven, Alexander pudo hablar e inmediatamente, preguntar por sus hijos y el estado de salud de su esposa.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here