-Publicidad-

Por: Estefany Mendoza Fuentes, periodista de LaGuajiraHoy.com

Tal cual como lo hiciera Diomedes Díaz en la interpretación de la canción ‘Yo Soy el Indio’, para reclamar mejores condiciones de vida para su pueblo guajiro, hoy son los mismos nativos quienes alzan su voz de protesta contra el Gobierno Departamental y Nacional.

De acuerdo a eso y viendo la realidad económica, social y hasta política de la región que bien es cierto que en la península se tiene todo y no se tiene nada, con el carbón basta para que los guajiros vivan como reyes, sin necesidad alguna, pero como lo cita la canción: “nos dejan los socavones y se llevan lo bueno que tenemos”.

Muchas han sido las molestias de los guajiros en el transcurso de la presente semana con el gobierno Departamental y Nacional, los nativos tienen un gobernador encargado que los tilda de victimarios y de ñapa multinacionales que saquean sus riquezas; entonces, cabe decir: “tienen todo del indio, más sin embargo no le dan nada”, ese es otro trozo de la canción de la autoría del compositor Romualdo Brito López.

“El gobierno no da nada y nos censura por lo que hacemos, nos dejan la mala fama con sus períodicos embusteros”.

Esta situación, se ha convertido en el pan de cada día en los medios de comunicación y frecuentemente, señalan a padres indígenas de la muerte de sus propios hijos.

‘Pan’ que no alimenta a los niños que están sufriendo de desnutrición en el departamento, sino que engordan las criticas y los comentarios inoportunos de la sociedad, que ven la problemática solo desde un punto de vista.

Entonces, ¿serán víctimas o victimarios los padres Wayúu? en diferentes mesas de discusión, realizada por líderes indígenas que han tratado varios temas: la educación, centros asistenciales, y las ayudas que promete la Nación.

Los gobernantes tiran la bola a la comunidad, y ésta se la devuelven, ¿quién es el verdadero responsable de tantos infantes muertos?, pero en realidad parece que ambas partes tienen culpa, y es injusta esa pelea personal por recursos, con tantas necesidades que existen en el departamento.

En la presente semana, alcaldes denuncian mal trato del gobernador encargado, líderes de la etnia se reúnen en Uribia para mandar la palabra a Jorge Vélez, y estos mismos, realizan múltiples marchas pacíficas desaprobando las medidas de solución, que al parecer vienen en burro, para mejorar la situación de la península.

Ya sea por medio de videos, comunicados y hasta memes la ciudadanía se está pronunciando, y bien dice el dicho, “un pueblo unido, jamás será vencido” y esa debería ser la salida sin importar la procedencia, Alijuna o Wayúu, todos son guajiros.

Tal parece, que hay más unión política, que dolientes por el departamento, a menudo, en los centros asistenciales ingresan más desnutridos, pero las condiciones de atención son míseras.

Tras largas horas de esperas, poco cuerpo asistencial y centros hospitalarios; los guajiros son trasladados a ciudades aledañas, donde pueden ser atendidos oportunamente o muertos en el intento.

El departamento va de mal en peor, el Consejo de Estado destituyó a la gobernadora elegida por voto popular y a cambio, el presidente Santos montó a un encargado cegado de las costumbres tradiciones y de la cosmovisión Wayúu, que además, se baña de popularidad divulgando aparentes irregularidades ante medios de comunicación.

Se puede decir entonces, que, en vez de un aliciente, Jorge Enrique Vélez García, podría ser un picante, provocando desorden en la comunidad y desavenencia que ha permitido que se presenten reproches, como el sucedido en el aeropuerto Almirante Padilla, cuando se le acercó una dama Wayúu y en medio de lamentos expresó su indignación y lo tildó de culebrero.

Además, madres de la etnia se arrodillan en son de protesta en el Bienestar Familiar y en el palacio de La Marina, implorando más soluciones y menos discriminación. Será que al guajiro le toca retroceder en el tiempo “hizo respetar su pueblo del extranjero con flecha y hacha… y entonces cuál es la vaina, qué es lo que pasa con nuestro pueblo”.

3 COMENTARIOS

  1. Ahora si vienen a protestar y a decir cuanta cosa ya que saben que se está descubriendo todo el engaño corrupción y desfalcos que estaban haciendo. Y si bien sabemos los que realizan estas denuncias no son más que aquellos que participan en estos robos millonarios que le hacen al departamento.

    Este es un departamento con muchas riquezas y no tendría que verse esto, lo que pasa es que aquel que llega al poder sólo se dedica a abrir cuentas pa desviar fondos y guardarce en riquezas mientras el pueblo en su ignorancia vive atrasado socialmente como si fuese un haiti dento de colombia y para colmo siguen apollando a sus políticos corruptos.

    “Eso es brutalidad” y los indios son ellos los que no les gusta prosperar y les gusta el facilismo, sólo que le regalen las cosas y si se las regalan buscan la manera de venderla para comprar bebidas alcohólicas.

    Esto es costumbre? No eso es ser bruto y flojo. Yo he vivido y he visto todos estos actos y con mucha razón escribo esto. Llenarce de hijos para recibir subsidios colocarlos a trabajar para ellos ganarla fácil mientras se emborrachan.

    Entonces de que se quejan. Si lo tienen todo y no lo saben usar.

  2. Los que protestan son los mismos que han desangrado al departamento durante décadas. Desde luego, acompañados por otros tantos que venden esta tierra a cambio de un mercadito, un puesto o un contrato. ¿dónde han estado todos estos años? ¿por qué hasta ahora los veo reclamando la dignidad guajira?

    La Guajira Hoy, deje de alcahuetear la corrupción con la excusa de la autonomía. Tengan seriedad y sean consecuentes con la verdad.

    • Desde la ciudad de Bogotá escribo estas cortas palabras para decirle a los GUAJIROS que no es primera vez que una persona del interior del pais nos cataloga como corruptos, no es la primera vez que nos señalan porque seamos negros, trigeños, o simplemente diferentes a toda la costa, lo que si es cierto que somos diferentes porque dondie quiera que vamos mostramos nuestras capacidades y son superiores a la de muchos de ellos, pero la verdadera diferencia está en que somos personas que brindamos AMOR, SENTIMIENTOS PUROS, LEALTAD, Y LO MAS IMPORTANTE QUE NOS DECIMOS LAS COSAS DE FRENTE SIN TEMOR A LO QUE VENGA, si quieren tener a los GUAJIROS arrodillados tendran que esperar, porque solo a Dios hay que hacerlo, nuestra dignidad no tiene precio, solo queremos una mano amiga que nos ayude a seguir adelante y podamos superar esta crisis, UN BUEN PROGRAMA DE GOBIERNO ESTÁ CERCA para poder conseguir lo que desea nuestro corazon YO CREO EN DIOS, YO CREO EN COLOMBIA, PORQUE COLOMBIANOS SOMOS. BTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here