-Publicidad-

Un aparente abogado jugó con las autoridades en la Avenida Primera

Por más de 4 horas permaneció un vehículo en zona prohibida y no se lo llevaron en camabaja, porque al dueño no le dio la gana y no hubo autoridad ni de policía ni de tránsito capaz de mover el automotor.

Inicialmente, el hombre que se encontraba bien vestido, se acercó a su vehículo después de observar que varios Policías merodeaban el automotor, porque se presagiaba que se trataba de un carro bomba, ya que tenía mucho tiempo de estar estacionado en la calle primera a pocos metros del Palacio de La Marina.

El tenedor del vehículo, se enfrentó a los uniformados con ‘dos piedras’ en la mano, diciéndole que no movería el automotor porque ellos no eran autoridad de tránsito.

En ese tire y afloje hubo momentos que se presentaron pequeños  trancones e incomodidad en la Avenida Primera. El vehículo en mención es un automóvil gris de placas colombiana QHZ157.

Con el paso de las horas seguían llegando uniformados y el hombre parado en sus pestañas; después llegaron miembros del Instituto Municipal de Tránsito y le argumentaron que había quebrantado un decreto municipal y se hacía acreedor a un comparendo, que lo recibió y se fue.

Compartir

1 Comentario

  1. Que irónico, todos los días de Dios hay carros estacionados ahí y no pasa nada, así como hicieron con ese deberían hacer con todos los que estacionen por que la ley debe ser para todos.

Dejar respuesta