Energización Rural Sostenible, un reto para La Guajira

El proyecto propone la puesta en marcha de un plan a corto y largo plazo que logre mejorar su calidad de vida y condiciones de supervivencia de la población rural e indígenas a través de las energías alternativas

-Publicidad-

Un nuevo proyecto, propone la puesta en marcha de un plan a corto y largo plazo que logre mejorar su calidad de vida y condiciones de supervivencia de la población rural e indígenas a través de las energías alternativas.

“Vamos hacia un nuevo modelo de desarrollo rural integral, por ello es necesario generar  dialogo  público – privado para impulsar de manera sabia las inversiones en materia de energización rural sostenible”, con estas palabras,  Jorge Valencia, director de Upme, Unidad de Planeación Minero Energética, inició la entrega de resultados de la etapa diagnóstico del PERS Guajira – Plan de Energización Rural Sostenible, que tuvo lugar en el Auditorio del Sena en Riohacha.

En el desarrollo del PERS se han realizado 7.190 encuestas en los departamentos de Chocó, Nariño, Tolima y La Guajira. Esta iniciativa está dirigida a beneficiar comunidades rurales e indígenas Wayúu, Koguis o Sanká, Arzarios o Wiwa y Arhuaco o Ika  que dada su condición de población dispersa, aún se encuentran sin el servicio de energía.

Este proyecto propone la puesta en marcha de un plan a corto y largo plazo que logre mejorar su calidad de vida y condiciones de supervivencia a través de las energías alternativas.

Durante dos años entidades como USAID, el SENA, Corpoguajira, Cancillería, Ministerio de Minas y Energía y UPME vienen trabajando gracias al convenio interadministrativo 371 de 2013, en etapa diagnostico que permitió levantar una línea base en materia demanda y oferta energética para plantear un política pública y contar con un banco de proyectos empaquetado en un sistema de información para consulta en la web: www.persguajira.corpoguajira.gov.co

“Este proyecto incluye un sistema de información geográfica que permite a los usuarios contar con la cartografía de centros poblados rurales y de cabeceras municipales del departamento y en general al georeferenciación según tipos de energía, fuentes de generación y sus usos”, Afirma Delfy Arroyo, Coordinadora del Proyecto PERS en La Guajira.

Parte del estudio arroja que las mayores (NBI) Necesidades Básicas Insatisfechas están concentradas en la población rural del departamento.  Según el diagnostico, en la Alta Guajira los Municipios de Uribía con 98.42% y Manaure con 98.28% presentan el mayor índice de NBI en el entorno rural, igual la Baja Guajira con el 97.99% y la Media Guajira con el 95.89% de NBI en el entorno rural.

Por otra parte el estudio arroja que la mayor participación en el consumo de energía eléctrica es la refrigeración; por lo tanto, se recomienda tomar acciones y/o medidas que conlleven a mejorar la eficiencia energética de este proceso, ya que impactaría significativamente en el consumo de energía eléctrica de las viviendas.

A su vez, la caracterización socioeconómica indica que la mayoría de las viviendas rurales tienen un ingreso mensual inferior al salario mínimo mensual vigente ($689.455); por otra parte, las personas encuestadas tienen como principal actividad económica la agricultura, pecuaria o silvicultura.

“Invito al gobierno nacional y departamental para que se involucre a través de proyectos en la Identificación, estructuración y financiación de nuevas propuestas de energización rural. Es importante unificar la información institucional, de esta manera todos apuntamos al mismo propósito y se lograrán soluciones sostenibles”, indicó Linda Tromp Villarreal, Directora regional del SENA en La Guajira.

Frente a la problemática de Cobertura Energética Rural la Guajira se encuentra en un 15%, por debajo del promedio nacional que es 72%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here