-Publicidad-

Muere menor de edad en extrañas circunstancias en Riohacha

El cuerpo de la infanta está siendo velado en la residencia ubicada en la calle 41 número 13b-10, barrio Santo Domingo de Riohacha.

-Publicidad-

Una profunda investigación inició la Policía Nacional para determinar las causas de la muerte de la infanta, Luz Clarita Álvarez Rodríguez, de 5 años edad, episodio ocurrido en la vivienda de su madrasta, la mañana de ayer sábado, en el barrio La Paz de esta ciudad.

La menor era hija de Ronald Álvarez y Sugeidys Rodríguez Iguarán, quien al parecer tiene problema de adicción a las drogas, argumento del que se valió el padre para tener la custodia de la menor ante el ICBF.

Sugeidys Rodríguez, convivía con su señora madre en el barrio Santo Domingo, hasta que se presentó otra situación; la niña le habría comentado a su mamá, que Elkin, marido de su abuela, la estaba manoseando, por lo que fue llevada a Medicina Legal y el proceso no pasó a mayores.

El señor padre de Luz Clarita en más de una ocasión permitió que Sugeidys Rodríguez, compartiera con su hija, hasta que el pasado jueves le recogió todas sus pertenencias y se la llevó para donde vive con Otilia Pushaina, una indígena de la etnia Wayuu; con quien reside en el barrio La Paz.

Cuentan que Otilia le entregó dos versiones a su marido sobre los hechos, que la niña se había ahogado en una ponchera que ella le había llenado para que se bañara, igualmente, que la niña votó una lombriz y vomitó varias veces y dentro de la bañera se ahogó.

Sin embargo, la infanta fue llevada de urgencia a la clínica Anashiwaya y según los facultativos, la menor ingresó sin signos vitales, con un rasguño en la nariz, pero ni rastro de que se hubiese ahogado.

Según Sindi Iguarán, tía de la niña, es una muerte muy sospechosa, si se tiene en cuenta que han conocido dos versiones y le pide a las autoridades que se esclarezca la muerte de su sobrina y al responsable que le caiga el peso de la ley.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here