-Publicidad-

Niños reclamaron justicia en sepelio de Luz Clarita en Riohacha

Voces de rechazo e indignación por la muerte de Luz Clarita Álvarez Rodríguez.

Con voces de niños que reclamaban justicia, fue sepultada ayer a las 11:00 de la mañana, Luz Clarita Álvarez Rodríguez. Entre llanto, tristeza e indignación los compañeritos de la menor y sus padres pidieron justicia y reclamaron el esclarecimiento de la muerte.

Durante el sepelio, muchos niños la recordaban como una niña inteligente y buena amiga. Una señora dijo que le quedó un nudo en la garganta cuando su hija le preguntó -mami ahora a quién le vamos a dar el vaso de agua al medio día-,  Luz Clarita, hacía una parada todos los días cuando regresaba del colegio.

Era una niña que se dejaba querer, compañera de juego, pero a su vez sufrió mucho, todos desearon paz en su tumba en medio de lágrimas inconsolables.

Con pancarta como ésta, los vecinos protestaron y exigen justicia.
Con pancarta como ésta, los vecinos protestaron y exigen justicia.

Sus compañeritos del colegio ‘Vanesa Dos’, la fueron a despedir, muchos menores no pudieron contener el llanto que le brotaban del alma y pedían justicia. En la corte fúnebre había un letrero que decía “Queremos justicia, Icbf, entregaste la niña a la muerte”.

Es preciso recordar que, Luz Clarita Álvarez Rodríguez, falleció en la mañana del sábado en el barrio La Paz, en extrañas circunstancias, en la residencia de su madrasta, Otilia Pushaina, una indígena de la etnia Wayúu.

Cuentan los vecinos, que la nativa mandó a sus hijos para donde la vecina a ver televisión y se había quedado sola con Luz Clarita, después salió corriendo a llamar a su marido para decirle que se habían cerrado las puertas de la casa y la niña no le contestaba.

Según las versiones, Otilia le entregó dos versiones a su marido sobre los hechos, que la niña se había ahogado en una ponchera que ella le había llenado para que se bañara, igualmente, que la niña votó una lombriz y vomitó varias veces y dentro de la bañera se ahogó.

También se conoció que la Policía está buscando a la indígena madrastra de Luz Clarita para escuchar su versión de los hechos, mientras se conocen los resultados de Medina Legal, que determinará las causas de la muerte de la infanta de 5 años de nacida.

El sepelio se realizó en el cementerio de ‘Los Indios’ entre las calle 30 y 40 con las 7a y 7d, aledaño al barrio San Judas. Paz en su tumba.

 

Dejar respuesta