“Nos faltan motos y carros para la seguridad”: comandante grupo Matamoros

Jorge Alberto Amor Torres.

-Publicidad-

Por: Alcides Alfaro Guerra, corresponsal de LaGuajiraHoy.com

El comandante del grupo Blindado, Gustavo Matamoros Acosta, Unidad militar de Caballería Mediana Blindada en La Guajira Colombiana, Coronel Jorge Alberto Amor Torres, dijo que en Maicao sus hombres han venido realizando un trabajo de apoyo a la Policía Nacional en la vigilancia y control de la ciudad para neutralizar la delincuencia.

El alto oficial del Ejército indicó que su unidad cuenta con un grupo suficiente de soldados para junto con la Policía garantizarle la seguridad a la población maicaera, pero que les falta mejores condiciones para movilizarse, ya que las motos y los vehículos con los que cuenta el organismo armado, no son suficientes para prestar un servicio óptimo.

El Ejército Nacional patrullando en la ciudad fronteriza.
El Ejército Nacional patrullando en la ciudad fronteriza.

“Nosotros le estamos prestando un gran apoyo con nuestra tropa a las unidades de la Policía, pero nos queda difícil cubrir todos los puntos donde se requiera nuestra presencia en el casco urbano, porque el número de vehículos y motos no es suficiente para estar en el momento y en los lugares donde la comunidad nos requiere.

A pesar de los esfuerzos de las autoridades y los constantes Consejos de Seguridad que lidera el gobierno local cada 15 días, donde se dice se arman nuevas estrategias para frenar la delincuencia, Maicao sigue siendo el municipio de la Guajira más violento, y prueba de ello, es que los homicidios en Julio pasado no cedieron a las cifras del año pasado en la misma época y los ilícitos se cometen a diario, siendo el raponeo, los asaltos en residencias y robos de celulares los más frecuentes.

La delincuencia en Maicao que en criterio de muchos afectados está actuando de manera combinada con elementos que llegan de Venezuela, utilizando motos y motocarros. Quienes conducen estos rodantes, dicen que ellos también son víctimas de los delincuentes, produciéndose un fenómeno extraño de víctimas y victimarios usando los mismos medios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here