Por lo menos en tres o cuatro ocasiones, desde que fueran adjudicadas, sin parte de sus cubiertas se han quedado varias viviendas de las 178 de interés social que el gobierno Nacional entregó gratuitamente a familias desplazadas, víctimas de la violencia y de extrema pobreza en la Urbanización Vila Hermosa de Fonseca.

A penas brisa con ímpetu las láminas se desprenden, por producto según concepto de algunos profesionales de la arquitectura y maestros de la albañilería, de la forma como fue fijado el techo sin amarre y repisas o muros  de protección.

Las precipitaciones lluviosas junto a un fuerte vendaval y granizadas, hicieron que la tarde del pasado lunes cien unidades habitacionales, resultarán afectadas, seis destechadas en más  de un 70 por ciento y una con pérdida total del revestimiento, quedando este hogar a la intemperie, por lo que a los residentes no les tocó otra alternativa sino que trastearse otro sitio de la localidad.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

La tempestad arrancó de raíz un viejo árbol que permaneció atravesado en una de las calles  de acceso a este populoso barrio. Otros inmuebles en sectores de la cabecera municipal como el Carmen, Cristo Rey, el Retiro número uno y el Doce  de Octubre, también aunque en menor proporción sufrieron los rigores  del fenómeno natural.

A las zonas afectadas acudieron, los secretarios de Gobierno y Planeación Municipal, Juan José Nieve Zárate y Jampry Molina, los organismos  de socorro como el cuerpo de Bomberos, Cruz Roja, Defensa civil, la Policía y la coordinación de la unidad de Gestión del Riesgos y Desastres, para evaluar la magnitud de los daños en las moradas y posteriormente hacerles llegar las ayudas necesarias a quienes resultaron perjudicadas por los embates del vendabal.

Se conoció que tres personas resultaron con fracturas, contusiones y escoriaciones al ser alcanzados por las láminas que el tornado desprendía.

-Publicidad-
Cargando...