En Maicao: apagón de la mano con la delincuencia

-Publicidad-

Por Álcides Alfaro Guerra -corresponsal-

El fantasma del apagón por cortesía de Transelca tiene molestos a los usuarios en la población fronteriza, donde todos los días y en los distintos sectores de la ciudad el servicio es interrumpido sin previo aviso.

“Otra vez vuelve y juega aparece de nuevo el fantasma del apagón -mi pregunta señores periodistas es ¿quién podrá salvarnos-?”, reclamó un angustiado un cliente de la poderosa empresa.

Con la interrupción sorpresiva del servicio en horas de la noche o la madrugada, se incrementan los actos delictivos, pues es el momento que los antisociales que generalmente se movilizan en moto aprovechan para cometer sus ilícitos, como el robo a mano armada, el raponeo de celulares y los sorpresivos asaltos a las mujeres, quienes generalmente son más vulnerables a los hampones, debido a su condición y porque generalmente usan bolsos que se vuelven atractivos a los antisociales.

los-apagones-en-horas-de-la-noche-en-maicao-son-un-dolor-de-cabeza-paraLos usuarios, también se quejan de la empresa Dolmen, encargada del servicio de alumbrado público, el cual es muy escaso en zonas justo de alto peligro para los transeúntes, como en el barrio la Floresta, en la populosa Comuna  5, por ejemplo, donde uno de los delegados de la Junta de Acción Comunal, recordó que  si bien recientemente se arreglaron unas que estaban fuera de servicio, la comunidad advirtió que habían otros sectores por agregar otras.

Fue en este sitio, donde recientemente varios atracadores intentaron arrebatarles las pertenencias a un grupo de ciudadanos cristiano-evangélicos que se alistaban para viajar a un retiro, que los facinerosos aprovecharon la oscuridad para cometer su fechoría, siendo afortunadamente neutralizados por la policía que  dio de baja a uno de los hampones e hirió y detuvo a otro.

Situaciones como estas se repiten casi a diario en sectores como en Monte Bello y Altos de Parrantial en la Comuna 3, donde la oscuridad es el amparo de los bandidos que aprovechan las tinieblas para en sus motos amedrentar a sus víctimas y hasta desocuparles sus casas  como ocurrió recientemente cuando una pareja que vive en Monte Bello salió a Comer con su esposa y cuando regresaron no encontraron nada en su hogar.

Otro testimonio da cuenta que a causa de la oscuridad, un día que fué interrumpida la energía en la madrugada, ingresaron a su casa y se llevaron  varios enceres de su patio, donde los ladrones tuvieron tiempo hasta para vaciar un tanque de mil litros de agua que estaba lleno. Ante estos hechos que se repiten cada semana, la ciudadanía ha solicitado a la secretaría de Gobierno acciones más fuertes, contundentes y decididas para neutralizar a los atracadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here