“Farc no la tiene fácil para llegar al poder como grupo político”: Wilson Borja

El exrepresentante a la Cámara, Wilson Borja Díaz.

El exrepresentante a la Cámara, Wilson Borja Díaz aseguró en esta ciudad que las Farc como grupo político, “no la tienen fácil, no se cómo afirman los que piensan con sentido derechista que le están abriendo  la puerta para que se tomen el poder”.

También manifestó que en este país es más posible conformar una célula guerrillera que un sindicato.

Las declaraciones las entregó en Fonseca, donde estuvo reunido en el auditorio del Club de los Trabajadores de la empresa Cerrejón Fointerclub, con militantes del partido Polo Democrático y seguidores de su tesis política.

El dirigente de la izquierda aquí en La Guajira expuso la posición que tiene con respecto al tema de la Paz y el viraje  que debe dársele al movimiento del cual es directivo con miras  a las elecciones venideras.

El profesional en ingeniería de  sistemas, político y sindicalista colombiano nacido en Cartagena de Indias, es un convencido que con la firma del acuerdo logrado entre la guerrilla de las Fuerzas Armadas  Revolucionarias  de Colombia, Farc y el Gobierno Nacional el país va avanzar en la forma de hacer proselitismo, lograr una unidad entre las vertientes que tienen un pensamiento distinto a los  de ultraderecha y de igual  manera vivir una verdadera democracia en la Nación.

Acerca de cómo se la jugará el Polo entorno a las elecciones atípicas para gobernación en La Guajira manifestó que al no tener candidatos propios, se harán acuerdos o alianza con aspirantes que no sean de derecha.

“Para esos que han estados involucrados en líos  de la corrupción y de paramilitarismo está descartado el apoyo”, enfatizó.

Pero al preguntar si podría ser Luis Gómez Pimienta de la Unión Patriótica afirmó que éste estaba habilitado por doble militancia de partidos políticos.

Anotó que, la justicia transicional es el tránsito de la guerra a la paz o, si se quiere, del pasado al futuro y que las víctimas, más que condenas ejemplarizantes, esperan ahora una real dosis de verdad, garantías de no repetición y una efectiva resocialización de los victimarios. De igual forma acotó que la reconciliación sin verdad no existe. “¿Cómo esperar el perdón de la víctima si partimos de una mentira?”.

Dejar respuesta