-Publicidad-

Menor de edad murió, tras habérsele disparado una escopeta en Barbacoas

Consternados, se encuentran los pobladores de uno de los corregimientos de Riohacha, ubicado a 30 kilómetro hacía el sur de la ciudad, por la muerte de una niña de 7 años en la madrugada de hoy en la clínica Renacer.

A las 3 de la tarde de ayer, Rosalba Jasayú llevó a su hija por urgencia al centro asistencial Anashiwaya, después de haberla estabilizado y por la gravedad de la paciente, la trasladaron a la Unidad de Cuidados Intensivos de la calle 14ª carrera 11 – 09.

Según versión de la madre, empezando la tarde del pasado sábado, escuchó un ruido estruendoso proveniente del primer cuarto, al ingresar, encontró a su pequeña bañada en sangre y al lado se encontraba el arma de fuego.

La menor ingresó con una gran herida en la zona abdominal, y por tal razón varios de sus órganos quedaron lesionados, quedando la paciente en estado crítico, luego de 10 horas tratando de salvarla, su corazón se paralizó, causándole la muerte.

Las versiones indican que a la infanta la mandaron a buscar la mochila, pero se le enredó con un alambre púa, ahí se encontraba en arma, un ‘changón’, y se le disparó de manera accidental.

La menor pertenecía a la etnia Wayúu, siendo reclamada por su señor padre, quien se la llevó para el cementerio de su familia a darle cristiana sepultura y se conoció de manera informal, que a la señora madre le mandará la palabra por la muerte de la menor, pese a que no convivía con ella y poco le interesaba el bienestar de su hija.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here