Wayuu cuidando de las tortugas marinas en la Alta Guajira

-Publicidad-

Deivis Apshana Gouriyu es un miembro de la comunidad de Bahía Hondita, que con mucho orgullo afirma ser un monitor que protege a las sa’wainrü, nombre como se le conoce en wayuu a las tortugas marinas.

Como monitor Deivis recorre las playas en busca de rastros de tortugas o nidos para protegerlos como a sus hijos. “Todas las noches caminamos las playas para buscar los nidos. Cuando yo era niño veía como vendían las tortugas y luego decidí cuidarlas, ya llevo cuatro años”, asegura este monitor comprometido con su misión.

Desde 2007 y de manera voluntaria la comunidad de Bahía Hondita en alianza con Cerrejón, Conservación Internacional, Corpoguajira y Armada Nacional, decidieron emprender en la zona un Programa de Conservación de Tortugas Marinas, con el ánimo de proteger estas especies de la caza indiscriminada y sobrexplotación, que ha llevado a ubicarlas en estado de amenaza en la región.

Este año gracias al programa de Conservación de Especies Marinas se logró liberar al mar sanos y salvos 585 tortuguillos, dando cierre a la temporada de anidación que finaliza en el mes de agosto, con la liberación del último nido de la temporada correspondiente a 48 individuos de la especie Caretta caretta.

image003 (5)“Desde que iniciamos el programa hemos liberado al mar más de 6.500 tortugas. Actualmente, contamos con 60 voluntarios y 4 monitores que están comprometidos con la conservación de estas especies. Esperamos que más comunidades se sumen a esta iniciativa y puedan replicar el modelo para proteger a las tortugas marinas y desarrollar una estrategia de ecoturismo”, expresó Luis Francisco Madriñan, analista de Biodiversidad en Cerrejón.

Las mujeres de la comunidad también brindan su aporte para fortalecer este programa, por lo que producen y comercializan diversas artesanías con alusión a las tortugas, generando recursos que contribuyen a mejorar su calidad de vida, para ello se siguen capacitando y buscando nuevos mercados, como  las tiendas Juan Valdez, en donde se exhiben y venden sus productos.

‘’Con este programa Cerrejón está realizando minería responsable porque está implementando acciones sociales que fortalecen a las comunidades locales para emprender acciones de conservación y generar beneficios que contribuyen a mejorar su calidad de vida’’ comenta, Luis Alonso Merizalde, biólogo de Conservación Internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here