Directivos de la Universidad de La Guajira se pronuncian sobre los últimos hechos

Los estudiantes están en pie de lucha, reclamando ante el gobierno departamental el recurso que les debe entregar. Ahora los directivos universitarios también están apoyando la causa.

En vista de los últimos hechos que han tenido ocurrencia en el departamento de La Guajira, en donde los estudiantes han realizado acciones que les han permitido visibilizar la problemática a nivel nacional, el cuerpo directivo de la Universidad decidió sentar su posición, frente a esta problemática.

En ese sentido, apoyan irrestrictamente la gestión que viene desarrollando Carlos Arturo Robles Julio, rector de la Universidad de La Guajira, en beneficio del Alma Mater, patrimonio académico y social más importante del Departamento y rechazan tajantemente los ataques infundados de algunas personas y medios de comunicación contra su integridad ética y moral.

Carlos Arturo Robles Julio
Carlos Arturo Robles Julio

También rechazan las agresiones físicas contra los miembros de la comunidad universitaria por parte de la Fuerza Pública.

Igualmente, aseguran que la lucha emprendida por los miembros de la comunidad universitaria obedece al incumplimiento del Gobierno Departamental de los pagos de las obligaciones que por ley.

Esas deudas corresponden a los aportes obligatorios de Ley 30  de 1992 de la vigencia 2016; cancelación de las matrículas por subsidio a la gratuidad de la educación superior del departamento, según las ordenanzas 214 de 2007 y 232 de 2008 y su posible eliminación y la cancelación de la indexación de los recursos de Ley 30 de 1992, aportes dejados de presupuestar y pagar en años anteriores,  según sentencia judicial.

Asimismo, advierten los directivos que se encuentran en un escenario de incertidumbre académica, financiera y administrativa que de no solucionarse, conllevará al cierre definitivo de la universidad por falta de recursos para su funcionamiento.

Finalmente, defenderán y lucharán por mantener el derecho adquirido de los estudiantes al subsidio de matrícula por parte del gobierno departamental; de eliminarse este beneficio, se generaría una alta deserción estudiantil, considerando que la situación económica de la mayoría de los padres de familia no le permite asumir el cien por ciento de la misma.

El documento lleva la firma de los directivos como: Edilma Frías Acosta, Boris Romero, Casta Peñalver, Zoila Urueta, Arinda Fuentes Orozco, Edwin Cabrales Bonivento y Guillermo Peralta y Crispulo Deluque Díaz, entre otros.

Dejar respuesta